El ex Presidente Sebastián Piñera anunció que en marzo próximo comunicará su decisión de ser o no candidato presidencial para las elecciones de 2017, situación similar a la que se encuentra el ex Presidente Ricardo Lagos, quien no ha comunicado de forma oficial su eventual candidatura, pero es sabido que la entrega de los resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) correspondiente a agosto del año anterior a las elecciones presidenciales es una guía de ruta para el futuro de los candidatos. 

En los últimos tres sondeos de los meses de agosto previos a las últimas elecciones presidenciales (2005, 2009 y 2013), frente a la pregunta ¿Quién cree usted que será la o él próximo Presidente de Chile?, los mayores porcentajes se condicen con la elección de los Presidentes Michelle Bachelet, Sebastián Piñera y Michelle Bachelet, con un 71%, 53% y 75% correspondientemente. 

De acuerdo a los analistas políticos, son estos datos los que toman en consideración los diferentes personeros del ámbito público, ya sea para tratar de influir en los medios de comunicación durante el trabajo de campo en meses previos, como una estrategia para los partidos políticos. 

“Se ha comprobado que las personas que aparecen señaladas con mayor proyección como candidatos presidenciales en esta encuesta CEP de agosto, suelen ser los candidatos con mayores probabilidades, no necesariamente que aparezcan como los más votados, sino que cuáles son los candidatos que se consideran con más futuro, esto se ha reflejado en las últimas elecciones”, señala el analista político y docente de la Universidad San Sebastián, Patricio Gajardo. 

Si bien la consultora ha acertado en las últimas oportunidades, el decano de la facultad de ciencias políticas de la Universidad Central, Marco Moreno, expresa que esta es una elección especial por el momento político que vive la coalición de gobierno, a lo que se suma otro factor importante como son las elecciones municipales

“Las elecciones municipales con la encuesta CEP se complementan, por eso es tan importante los resultados que se obtengan, todo ligado a la situación crítica que vive el gobierno con el síndrome del pato cojo, lo que genera que todos los candidatos piensen desde ahora en las decisiones a futuro”, señala Marco Moreno. 

Ambos analistas coinciden que a conocerse los resultados, las decisiones expresadas no serán inmediatas, pero se prevé que en diciembre de este año el panorama ya esté claro, estableciendo a las cinco presencias de la CEP como las personas fuertes. 

“El que no quieran decir ahora si serán o no candidatos, responde a una estrategia porque Piñera es el que tendría que aparecer en la mejor posición, y al demorar su definición impide que otros candidatos que pudieran optar por su alternativa de ir por primera vuelta, por eso se genera la duda e impide que se tome otra decisión, lo mismo pasa con Ricardo Lagos”, agrega Patricio Gajardo. 

Descolgados de la encuesta CEP

Al ser preguntados sobre las posibilidades para los nombres que no aparezcan en la próxima entrega del sondeo, el decano de la Facultad de ciencias políticas de la U. Central sostiene que los casos se deben ir evaluando en su individualidad, pero para Marco Enríquez-Ominami no proyecta buenos porcentajes, y para el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, la elección será en 2022. 

“Sin duda tienen posibilidades de repuntar, lo más probable es que Marco Enríquez-Ominami descienda de manera importante en la valoración que la gente hace de los candidatos con futuro, porque sabemos que todavía tiene un tema judicial pendiente, y en el caso de Andrés Velasco, él es un político con proyección que ha planteado su vista en el 2022, por lo que su apuesta es más bien a la próxima elección presidencial, pero sin duda quedará sujeto a lo de esta encuesta”, afirma Moreno.