Un 4 de agosto de 1942 se publica en el Diario Oficial la Ley 7.211 que crea el Colegio de Arquitectos de Chile, bajo el mandato del presidente radical Juan Antonio Ríos, lo que da paso a que cada año en este día se celebre en nuestro país el Día del Arquitecto. 

El 27 y el 28 de octubre de 1942 se elige el primer Consejo Nacional del Colegio de Arquitectos, integrado por Alberto Risopatrón, en la presidencia, Arturo Bianchi, en la vicepresidencia y Luis Vergara, que oficiaba como secretario y tesorero.

En 1950 se realiza en Concepción el Primer Congreso de Arquitectos de Chile, cuya finalidad es “dignificar la profesión, propender al mejoramiento del estudio de la Arquitectura, divulgar la revolución artística, científica y social de la profesión y estrechar los vínculos entre los arquitectos chilenos”¡, según indica la página oficial del Colegio. 

Entre los años 1983 y 1999 se realizan nueve Bienales Nacionales de Arquitectura, todas de un alto nivel e interesantes temáticas vinculadas a la realidad nacional, consolidándose este evento a nivel nacional e internacional. Concurren a ellas como expositores invitados figuras de renombre mundial en la arquitectura, como los Premios Pritzker Rafael Moneo y Norman Foster, entre otros.

Y el hito más relevante para la arquitectura nacional es el Premio Pritzker entregado al chileno Alejandro Aravane por su trabajo en proyectos de viviendas sociales con Elemental, algo así como el Premio Nobel de la arquitectura. 

En la ceremonia de entrega del premio el pasado 4 de abril, realizada en los salones de Naciones Unidas en Nueva York, se pudo ver a un Aravena evidentemente emocionado con el galardón. 

“Sólo siento gratitud si veo hacia atrás, libertad si veo al futuro, felicidad si veo el presente”, afirmó en la oportunidad, compartiendo los méritos de su trabajo con sus socios de la oficina Elemental, a quienes señaló "son tan ganadores como yo de este premio”, y nombró a Gonzalo Arteaga, Juan Cerda, Victor Oddó y Diego Torres, quienes fueron aplaudidos por todos los asistentes al evento.

Actualmente, el Colegio extiende su acción con Delegaciones en todo el país, que funcionan en: Iquique, Antofagasta, La Serena, San Antonio, Valparaíso, Rancagua, Talca, Chillán, Concepción, Temuco, Valdivia, Osorno, Llanquihue, Chiloé y Aysén.

El arquitecto y presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, Luis Eduardo Bresciani, señala que "lo más relevante y lo más destacable de la labor de los arquitectos es su aporte a lo público y al mejoramiento de las condiciones de la calidad de vida de los barrios y las ciudades".

Con esto, Bresciani no se refiere a obras individuales, sino a trabajamos colectivos como los diversos parques urbanos que se han construido en los últimos años, como el caso del Parque Bicentenario a cargo de Teodoro Fernández, o el trabajo de Alejandro Aravena y Elemental con las viviendas sociales. 

El arquitecto declara a Publimetro que hay tres áreas donde los arquitectos pueden generar cambios sustantivos en la calidad de vida de los chilenos. Primero destaca los "proyectos de vivienda pública en las últimas décadas que han mejorado mucho la calidad de los barrios, con la obra de Elemental y Alejandro Aravena, o algunos proyectos emblemáticos como la Villa Portales o la Villa Frei".  

En segundo lugar hace mención a "el aporte en la generación de espacios públicos notables que han mejorado la calidad de vida, como el Parque Bicentenario, la Plaza de Armas, o el mejoramiento del Barrio Cívico en Concepción". 

Y conccluye que un tercer elemento es "la edificación pública, es decir aquella edificación que ha ayudado a mejorar las condiciones de las ciudades, y ahí podemos destacar el Barrio Cívico de Santiago, espacios para la cultura como el GAM o como el teatro de Concepción que se encuentra en plena construcción". 

PUB / DIG