El pasado 15 de febrero se concretó la última alza en el precio de la tarifa de hora punta del Metro de Santiago, subiendo el valor desde los $720 a los $740. El argumento dado por las autoridades para aplicar el aumento en el costo: la necesidad de utilizar esos recursos para cubrir la ampliación de la tarifa rebajada para adultos mayores. 

La medida no dejó a nadie conforme e incluso usuarios han realizado de forma sistemática manifestaciones y actos de evasión en distinta estaciones del sistema de transporte capitalino, en protesta por el alza del pasaje. 

Sin embargo existe otro factor que podría traducirse en un nuevo aumento de la tarifa. según la información que este martes reproduce La Tercera, en junio Metro t el Ministerio de Transportes debe negociar la tarifa técnica que recibe la empresa. 

Cabe mencionar que esta tarifa técnica tiene como objeto “la cobertura de costos de la empresa, la cual se compone de costos operacionales, reposición de activos y deuda”. 

El problema es que, aunque los recursos aprobados en el marco al subsidio del transporte público consideran los mayores costos que tendrá Metro por la entrada en operaciones de las Líneas 3 y 6, los gastos operacionales de la empresa han idi en aumento, debido al plan de seguridad impulsado para evitar las fallas que se registraron los años pasados y que colapsaron el sistema. 

La tarifa técnica se revisa cada tres años, así como el polinomio con el que se reajusta mensualmente esta cantidad, la que incluye variables como el precio de la energía, el dólar y el valor de los insumos que afectan los costos de producción. 

PUB/NL