El jefe de la Bancada del PPD, el diputado Ramón Farías, lamentó la baja votación en las elecciones primarias realizadas en el día de ayer, asegurando que más allá de entrar en la discusión sobre si es necesario volver o no a contar con un voto obligatorio, es urgente llamar a la gente a expresar su opinión mediante su sufragio y cambiar las cosas.

“Si la gente no vota, seguirán los mismos políticos corruptos en el poder. Ayer fue la primera vez que se realizó una primaria en nuestro país y la participación estuvo por debajo de lo que esperábamos. Espero de verdad que aumente la votación en las próximas elecciones municipales de octubre”, indicó.

El legislador reflexionó diciendo que “entiendo que estas elecciones primarias son el reflejo de un castigo ciudadano hacia los casos de corrupción en la política. Más allá del frío, la celebración del Día del Papá o el festejo del triunfo de Chile en el fútbol, es una importante señal de alerta que denota el sentimiento de decepción que existe hacia la política en general, que no sólo ocurre en nuestro país sino que se repite en otros países también”.

Sin embargo, argumentó el parlamentario, “la única forma de revertir este ambiente pesimista es que la gente ejerza su deber democrático que tanto nos costó recuperar. Si la gente no participa en la elección de sus representantes, quienes han sido cuestionados por su falta de probidad continuarán en sus cargos, y lo más probable es que sigan cometiendo actos de corrupción. La única manera de mejorar nuestra democracia y nuestros políticos es votando por el que consideramos puede significar un cambio y una mejora para el país”.

“Todos los ciudadanos tenemos deberes y derechos y uno de nuestros deberes es votar. Por lo tanto, no dejen que en las próximas elecciones municipales queden los mismos alcaldes corruptos de siempre, y por el contrario, respalden a aquellos que realmente pueden cambiar las cosas”, afirmó.

Finalmente, el parlamentario destacó el triunfo de la ex Ministra de Salud, Helia Molina, en la comuna de Ñuñoa. “Ella salió de su cargo por decir verdades y ahora puede cambiar las cosas en una comuna que era dirigida por el ex Alcalde Pedro Sabat, que está cuestionado por un millonario negocio inmobiliario y por la desaparición de un computador de su propiedad que debía ser  periciado. A eso nos referimos cuando hablamos de que todos estamos llamados a mejorar la política”, concluyó Farías.

PUB/CM