Coordinando y analizando el tema de acreditación del doctorado en Historia de la Universidad de Santiago de Chile estaba Julio Pinto, cuando recibió un llamado de la ministra de Educación, Adriana Delpiano, para informarle que había sido seleccionado como el Premio Nacional de Historia 2016, información que según el mismo historiador lo tomó de sorpresa y tomó con alegría. 

“Estoy muy orgulloso, pero lo que he hecho aquí no se debe a un mérito personal, sino que representa a la institución de la Usach y representa a generaciones de colegas y estudiantes que han acompañado en todo esto y por eso lo recibo como un premio colectivo mas que personal”, comentó a Publimetro Julio Pinto. 

El académico de la Facultad de Historia de la Usach desde la década del 80, confesó que no esperaba el reconocimiento e incluso sentía que la también académica Sol Serrano de la Universidad Católica, sería quien obtendría el premio.

“Yo pensaba que había una candidata que era más favorita que yo, la profesora Sol Serrano, entonces en ningún momento me sentí favorito, y me sorprendió un poco cuando supe que había ganado, todo esto me tiene muy feliz”, agregó. 

Uno de las obras más reconocidas del académico es el libro“¿Chilenos todos?: la construcción social de la nación”, en donde es coautor con su esposa Verónica Valdivia, y señala que decidió la elaboración para visualizar si los sectores populares están integrados en ese proceso. 

“La idea era que en el Bicentenario de la independencia preguntarnos por cómo habían participado los sectores populares en ese proceso, por eso el título chilenos todos va entre signos de interrogación, porque la pregunta es si Chile está construido por todos o por ciertos grupos de poder y es lo que intentamos responder”, sintetizó. 

Al ser consultado sobre el boom que ha tenido los libros de historia en el último tiempo con el autor más reconocido como Jorge Baradit, Pinto señaló que genera un efecto positivo y demuestra el interés de la sociedad. 

“En general siempre ha habido bastante interés por la historia, no sólo ahora último y eso lo veo con la cantidad de postulantes que hay a las carreras de historia o la venta de libros, entonces es más de lo que uno se alcanza a dar cuenta, ahora el fenómeno como el de Baradit es particular y positivo porque demuestra que hay un interés en la sociedad por saber más de historia, por eso para mi es bienvenido siempre y cuando se reconozcan las fuentes de información y las ideas, pero me parece un fenómeno que es positivo”, aclaró el premio nacional de historia.