Ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, la Federación de Trabajadores Pesqueros (Fetrapes) interpuso un recurso de protección destinado a paralizar las faenas que los obligan a retirar salmones muertos en la zona, por el riesgo que implica para la salud de sus afiliados.

El escrito señala que "como es de conocimiento público, en el mes de febrero del presente año la industria salmonera del sur de Chile informó a la Superintendencia de Valores y Seguros, y a la autoridad competente, que estaba sufriendo una mortandad de peces en cautiverio en sus jaulas de cultivos, donde la mortandad era producida por asfixia de los peces por un alga nociva".

Y precisa que el recurso fue presentado "en favor de todos y cada uno de los trabajadores de la industria pesquera de la VIII Región que se encuentran trabajando en las salmoneras retirando los peces muertos de las jaulas de las empresas salmoneras, y que no están provistos de todas las medidas de seguridad que la faena requiere".

Según Fetrapes, la medida busca proteger la integridad física y psíquica de los trabajadores, y garantizar que cuenten con los implementos de seguridad debido a los gases tóxicos que emanan de la descomposición de los peces, y que ponen en riesgo la salud de los trabajadores.

Por eso, se solicita máscaras de aire autónomo que eviten la exposición de los pescadores al ácido sulfhídrico presente en el lugar.

Y es que de acuerdo a expertos científicos y médicos, la exposición a niveles bajos de ácido sulfhídrico provoca efectos fisiológicos diversos, que van desde la irritación de ojos, nariz o garganta, hasta dificultades respiratorias en personas asmáticas.

Las exposiciones breves a contenidos altos (mayores de 500 ppm) de ácido sulfhídrico pueden provocar la pérdida del conocimiento y hasta la muerte.


PUB / DIG