En un sorpresivo punto de prensa, realizado este viernes tras la inauguración de la barcaza Crux Australis -que conectará las zonas de Aysén y Magallanes-, la Presidenta Michelle Bachelet aseguró que el Gobierno trabajará para apoyar a los pescadores de la zona sur del país afectados por la presencia de la Marea Roja.

La jefa de Estado, en primera instancia, aseguró que el Gobierno tiene conciencia de los alcances que esta situación tiene: "Sabemos que es algo que ha producido un efecto importante en términos económicos en cientos de familias. El ministro de Economía va a tener una reunión con los dirigentes de los pescadores para contar algunos de los elementos que hoy están a la mano".

"Quiero decir que no los vamos a dejar solos. No estamos en un momento económico bullante, pero si tenemos conciencia del problema", complementó.

Consultada a continuación sobre los últimos antecedentes que rodean el caso conocido públicamente como el "Milicogate", la Presidenta Bachelet indicó que "cuando hay una denuncia, lo más importante es que la justicia haga su tarea. Creo que la actitud de decir (por parte del Ejército) si es que hubiera una irregularidad sería inaceptable muestra la imagen de una institución que se toma con seriedad una denuncia".

A nivel local, durante su paso por Punta Arenas la mandataria resaltó en materia de conectividad la construcción del camino a Yendegaia y la ruta entre Bahía Talcahuano y estero Worsley.

Junto a ello, Bachelet destacó la construcción de nuevas viviendas, el Archivo y Biblioteca Regional, de jardines infantiles y salas cuna. 

PUB/VJ