De riguroso negro llegó la Presidenta de la República, Michelle Bachelet,  hasta la casa del ex Presidente Patricio Aylwin para entregar sus condolencias a la familia.

La Mandataria se reunió por unos minutos con la esposa del ex jefe de Estado y sus hijos para compartir algunas experiencias y anécdotas.

A su salida, Bachelet dedicó unas palabras recordando la figura de Aylwin y dio a conocer algunos detalles del funeral de estado que le tocará encabezar el próximo día viernes en el Cementerio General.

"Hizo cosas muy significativas, como cuando le pidió perdón al país por las violaciones a los Derechos Humanos”, dijo Bachelet en su intervención.

"Uno cuando gobierna debe tomar decisiones. Y uno debe tomar decisiones en el futuro del país. Por eso es que los presidentes de Chile son jefes de Estado y no todas son entendidas”, agregó.

"Siempre he destacado su capacidad de diálogo” manifestó la Mandataria quien agregó que “hay todo un itinerario definido a partir de mañana hasta el viernes que será el funeral de Estado en el Cementerio General”.

"Lamento como chilena, como Presidenta, su partida. Pero hemos aprendido de él grandes lecciones”, concluyó.

PUB/NL