La Presidenta Michelle Bachelet se refirió este jueves a la gestión de la Concertación y Nueva Mayoría en los últimos 25 años, defendiendo su labor y asegurando que “las reformas estructurales han llegado para quedarse”.

Las declaraciones las realizó en el ex Congreso Nacional donde también inauguró el 21° Congreso de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA).

“Sin desconocer ninguna de nuestras flaquezas y debilidades, muy conscientes de los problemas que afrontamos en el presente, creo que puedo decir que en nuestro país hemos sabido construir grandes alianzas y le hemos dado gobernabilidad democrática a la nación”, dijo Bachelet.

“Lo que hemos logrado es una obra política consciente, no exenta de errores, pero no exenta tampoco de grandeza, porque el centro e izquierda han logrado confluir en un conglomerado cada vez más amplio y representativo en nuestro país”, agregó.

"De hecho, me lo han preguntado en algunos países, que esto es una experiencia que algunos llaman interesante o sorprendente, porque en sus propios países no han logrado este objetivo”, enfatizó la Mandataria.

A juicio de la Presidenta la convergencia entre partidos de centro e izquierda se debe a que “hemos hecho primar lo verdaderamente importante por sobre lo que no es. Hemos puesto por delante lo que nos une por sobre lo que nos separa, cuando se ha tratado de emprender las grandes tareas nacionales y dar respuesta a las demandas ciudadanas”.

Durante su discurso, Bachelet también señaló que "hemos enfrentado problemas por construir grandes reformas políticas en educación, en el sistema tributario, en las relaciones laborales, en probidad, en transparencia".

“Es cierto, pero más cierto aún es que hemos evitado al país las grandes explosiones sociales o la crisis de gobernabilidad que se derivan de no actuar ni querer actuar a tiempo”, puntualizó la Mandataria.

PUB/NL