Durante la jornada de este martes, la Presidenta Michelle Bachelet mantuvo dos actividades relacionadas con la materia de educación, en las que dedicó gran parte de sus discursos a reafirmar su compromiso con la puesta en marcha de la reforma educacional y el avance que genera para todos los actores involucrados. 

Las actividades que comenzaron en el seminario de “Aprendizaje y Docencia en la Agenda de educación 2030” de la Cepal, la Presidenta Bachelet señaló que se debe entender la educación como un derecho social, lo que parle año 2030 ya estará funcionando. 

“El desafío implica un principio irrenunciable, que es entender la educación como un derecho social y también como el motor de todo desarrollo sustentable, de manera que estamos en la dirección correcta, el 2030 nos va a encontrar con camino adelantado, la reforma estará en pleno régimen”, señaló la Presidenta Bachelet. 

Junto con reafirmar que la educación va más allá del ámbito legislativo, la mandataria analizó el actual momento económico que vive la región, exponiendo que a pesar de esto se debe seguir invirtiendo en las reformas. 

“Sabemos que nuestra región afronta desafíos similares, cada país sin duda tiene que encontrar su propio camino, poniéndose al servicio de la equidad y el desarrollo, pero es una certeza que hoy debe estar más clara que nunca, pues enfrentamos condiciones de menor dinamismo económico y la tentación de postergar las grandes inversiones se hace patente, que ese menor crecimiento no sea excusa para postergar las reformas que son tan necesarias en nuestro continente”, manifestó. 

Los dichos de la mandataria generado nexos entre las reformas educacionales y el momento económico, no estuvieron tan sólo en el seminario de la Cepal, sino que se repitieron en la actividad de reposición del liceo experimental artístico de Quinta Normal, donde comentó que se debe dejar de ver la educación como un bien de consumo, sino que ahora será una gran fuente de generación de trabajo. 

“No queremos que su trayectoria académica este limitada por el poder adquisitivo de la familia o por su capacidad de endeudamiento, pro eso queremos que nunca más la educación en Chile sea un bien de consumo que haga que alguna gente no pueda llegar a ella o que las familias tengan que endeudarse para eso”, manifestó. 

“Por eso la infraestructura educacional implican una fuente importante de generación de trabajo, lo que nos ayuda a mantener cifras positivas de empleo, ahora que nuestra economía vive un menor precio del cobre en mercados internacionales, además a nivel educativo estamos ayudando a los estudiantes con equipos como tablets, computadores portátiles con conexión a internet”

PUB/SQM