La Presidenta Michelle Bachelet calificó como "un gran avance" la aprobación del proyecto que despenaliza el aborto en tres causales y enfatizó que "no impone nada a nadie". 

La mandataria fue consultada en La Moneda sobre el tema y declaró que “lo que pretende este proyecto es que la sociedad apoye las decisiones autónomas de las mujeres en vez de penalizarlas”. 

Agregó que “este proyecto no impone nada a nadie; lo que hace es que cada mujer, en estas instancias, pueda tomar sus propias decisiones, en función de sus valores, principios, convicciones y su realidad personal y familiar y que esas decisiones tengan el acompañamiento que corresponde”. 

También destacó el acompañamiento estatal que tendrá la mujer que debe decidir si continúa con el embarazo o si elige interrumpirlo. “El Estado tiene la obligación de acompañarla en cualquiera de las decisiones que tome y que ello no sea penalizado”, dijo. 

Finalmente, la Presidenta Bachelet expresó que espera que el proyecto “siga avanzando en el ambiente de diálogo y se transforme prontamente en ley”. 

PUB/VJ