La Presidenta Michelle Bachelet concurrió al Hospital San Juan de Dios para manifestar sus condolencias a la familia del detective Franco Andrés Collao, asesinado por asaltantes en el centro de Santiago. 

"Es un tremendo y cruel asesinato, porque a pesar de estar en vacaciones él no dudó en cumplir con su deber y evitar el asalto", dijo la mandataria, acompañada por el director de la PDI, Héctor Espinoza, y el intendente metropolitano Claudio Orrego. 

"Sabemos que este es un tremendo dolor y daño a la familia de la PDI, todas las familias son miembros de la Policía de Investigaciones, pero además a toda la ciudadanía", añadió la jefa de Estado. 

También señaló que "tanto Carabineros como la PDI están trabajando con muchas energías para encontrar lo antes posible a los culpables y que se haga justicia". 

"Seguiremos trabajando para que la seguridad sea para todos los ciudadanos, incluyendo a los policías, y para que ese tipo de situaciones, ojalá, podamos evitarlas al máximo", concluyó. 

PUB/VJ