La Presidenta Michelle Bachelet, llegó hasta el Centro Cultural Gabriela Mistral junto a los ministros de Obras Públicas, Alberto Undurraga y de Cultura, Ernesto Ottone, además de la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá para aparticipar de la instalación de la primera piedra en la segunda etapa del recinto.

En su discurso, la Mandataria destacó que esta obra es esencial en la construcción de las instituciones que necesita el Chile del siglo XXI, “porque aquí los ciudadanos se han apropiado del espacio público, se encuentran unos con otros, pueden acercarse al teatro, a la música, al baile, a la creación en toda su inmensa variedad y extensión. Y éste será un espacio de encuentro cívico, de diálogo y de elaboración de sueños comunes”.

Estas obras permitirán aumentar la superficie del GAM en 15 mil metros cuadrados hasta completar los 37 mil, y contemplan la habilitación de la Gran Sala, con capacidad para 2 mil personas. En su diseño se tuvo en cuenta que fuera un espacio flexible y que considerara la multiplicidad y heterogeneidad de las artes escénicas.

El proyecto considera una inversión cercana a los 42 mil millones de pesos, que serán financiados por el Ministerio de Obras Públicas. Se espera que concluya el 23 de mayo de 2017.

La Presidenta Bachelet aprovechó la instancia para rendir homenaje a la escritora Gabriela Mistral, que da nombre al recinto, la primera mujer latinoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura, hace ya 70 años.

“Recién hoy, tantos años después de su muerte, empezamos a comprender y valorar la dimensión profunda de su pensamiento y de su obra, y el ejemplo que representa su vida. Muchos de los dolores de Gabriela Mistral son nuestros dolores: la injusticia, las diferencias que persisten entre hombres y mujeres, las dificultades que tenemos para reconocer nuestra herencia cultural y mestiza”, indicó.

Del mismo modo, mencionó que comparte uno de los grandes anhelos de la poetisa, de alcanzar una educación que “transforme a nuestros niños y jóvenes en creadores y descubridores, la necesidad de ‘educar para el porvenir y para hoy’”.


PUB / DIG