Luego de días de críticas por el proyecto de reforma a la educación superior por parte de los rectores del Consorcio de Universidades Estatales (Cuech), del Consejo de Rectores de Chile (Cruch) y de los estudiantes agrupados en la Confech y el inminente ingreso para ser discutido en el parlamento, la Presidenta Michelle Bachelet confirmó el envío del proyecto tras nueve veces de ser aplazado.

“Estamos enviando el Congreso un proyecto de ley, donde no se trata hacer todo de nuevo, sino que el tema es hablar de equidad (…) No podemos esperar que sea resuelto por el mercado, es una tarea nacional para que en diálogo con la sociedad se hagan los cambios”, expresó la Presidenta Bachelet.

La mandataria señaló que en instancias prelegislativas se escuchó a todos los actores de la educación involucrados “no es posible dejar a todos contentos, pero la propuesta es la respuesta del amplio debate”, agregó.

El proyecto de ley contará con tres ejes principales:
1. Carácter mixto de nuestra educación superior, donde conviven instituciones estatales con instituciones privadas, en un ambiente de autonomía y pluralismo.
2. Nueva institucionalidad con una Subsecretaría y Superintendencia y un Consejo de la Calidad, con la fuerza para exigir el cumplimiento de estándares de excelencia que las familias esperan.
3. Marco claro de financiamiento público

Además la Presidenta dejó en claro que se mantendrán los apoyos estudiantiles e institucionales que existen hoy y se establecerán sanciones para el lucro.

“Se establecen definiciones y medidas claras para que se cumpla la ley que prohíbe el lucro (…) proponemos un mejor sistema de acceso, más justo, y una revisión dela cual sistema de acceso a través de la PSU”

Al finalizar el discurso, la mandataria aprovechó la instancia para hacerle un llamado a los legisladores, quiénes desde este lunes tendrán en sus manos el proyecto de ley que viene a cerrar un ciclo de reformas educacionales que iniciaron en el 2014.

“Llamo a todos los actores a debatir este proyecto con la altura de miras que corresponde, pensando en todos los jóvenes y en las familias de Chile, dejando en un segundo plano los legítimos intereses de cada sector”, sintetizó Bachelet.

PUB/SQM