Durante el seminario “Reforma a la Educación Superior” organizado por la comisión respectiva de la Cámara de Diputados, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) Camila Rojas, aprovechó la instancia para referirse a las comparaciones que se han hecho con el movimiento estudiantil respecto a lo que se presentaba el 2011, respondiendo a las críticas emitidas por la diputada Karol Cariola, quién el día domingo señaló a La Tercera que “el movimiento estudiantil está en un letargo y carece de propuestas”. 

“Hoy parece necesario decirles a diputados que nuestras demandas siguen siendo las mismas: queremos reconstruir la educación pública y que no se negocie más con nuestros sueños”, aseguró Rojas.  

“Insistimos en que la apuesta del 2011 no alcanza, no basta con que la Nueva Mayoría esté en el gobierno y tampoco es suficiente tener una ‘bancada estudiantil’ en el Congreso. Lo que se necesita es un movimiento social fuerte que dé espaldas a que exista una reforma transformadora, y que se haga cargo de que en Chile pueda haber una nueva educación”, afirmó. 

Durante su participación en el evento, la vocera Confech reiteró la necesidad de ampliar la educación pública como la mejor forma de enfrentarse a los excesos en que ha caído el actual sistema mercantilizado. 

“Queremos que nuestra educación abandone el carácter segregador que la identifica y comience a ser un espacio de encuentro de la sociedad, de formación de un país distinto (…) Estamos convencidos que esto se logra en la educación pública, es ahí donde se ejerce el derecho a la educación, donde se genera el espacio sin discriminación y la historia ha comprobado que ahí también es donde podemos recibir una educación de excelencia”, dijo. 

La Confech, junto a las organizaciones de estudiantes secundarios, presentó esta mañana en la Intendencia de Santiago una solicitud de recorrido para la marcha a realizarse la mañana del jueves 23 de junio, bajo la consigna “Llegó el momento de la Educación Pública, Gratuita y de Calidad”. 

El recorrido propuesto, que debe autorizarse por la intendencia, considera iniciar la marcha en Plaza Italia, pero esta vez dirigirse hacia el oriente por la costanera Andrés Bello hasta la altura de Manuel Montt.