Con 24 años, Daniel Andrade, estudiante de 6º año de Ingeniería Civil Mecánica se convirtió en el nuevo presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) con un 30,6% de los votos. 

A horas de estar el mando de una de las federaciones de estudiantes mas importantes del país, Daniel se muestra tranquilo y entusiasmado por los desafíos que se vienen para lo que queda de este año y el próximo, etapa que será trascendental para el movimiento estudiantil por el poco tiempo que queda de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, sumado a las reformas educacionales que se están implementando. 

Uno de los lineamientos centrales de la campaña que realizó la lista que lideró Andrade, es organizar un proyecto que integre a todos los actores del ámbito estudiantil, como rectores y académicos, para crear un poder que genere cambios en la sociedad. 

“Planteamos una cultura federativa que se acerca a las iniciativas estudiantiles y luchar por la reforma de educación superior junto con rectores y académicos para poder ponernos al servicio de otros luchas sociales, como la de los trabajadores”, sostiene el líder estudiantil. 

El que también será uno de los voceros de la Confech, plantea que como estudiantes se tienen que enfocar más allá de los temas de su materia, sino que abarcar el repertorio y plegarse a las manifestaciones que han surgido en el último tiempo. 

“El movimiento estudiantil tiene que entender que el conflicto educacional no es el único conflicto que tiene la ciudadanía, hay causas importante como No + AFP y Ni una menos, por eso hay que ponerse al servicio de otras luchas”, enfatiza.

Reforma a la Educación Superior

En torno al proyecto de reforma a la educación superior que se está discutiendo en el Congreso, el vocero de los universitarios es enérgico en catalogarlo como un fracaso, por lo que propone una reestructuración completa. 

“Ha fracasado esta reforma, y se ha visto que el proyecto de ley, rechazado ampliamente, no se hace cargo de la crisis en al educación superior como lo es el endeudamiento, el fin al lucro y la mala gratuidad que se instauró, lo que es problema de la Nueva Mayoría”, recalca. 

Movilizaciones

Uno de los puntos más cuestionados del actuar estudiantil son la forma en que enfrentan las demandas con las marchas, paros y tomas en sus casas de estudios, por lo que el nuevo presidente de la Fech aclara que quieren dar un vuelco a los mecanismos de movilización. 

“Tenemos que revisar los tipos de movilizaciones, nuestro énfasis principal es que no actuemos solos, y intentaremos analizar todos los tipos de expresión como debates y flashmob, y si se necesitan las marchas y tomas los discutiremos democráticamente”, sugiere.