El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llegó este domingo a Chile en el inicio de una gira que continuará en Perú y Ecuador, y que busca dinamizar las relaciones comerciales y extender la influencia de su país más allá de Oriente Medio.

La visita de Erdogan a Sudamérica se produce en momentos en que su país enfrenta una escalada de tensión con Rusia, luego de que el sábado Turquía denunciara que un avión ruso volvió a violar su espacio aéreo dos meses después de que las fuerzas turcas derribaran un caza ruso.

El mandatario arribó al aeropuerto de Santiago pasadas las 10H00 locales (13H00 GMT) y fue recibido por el canciller chileno Heraldo Muñoz, constató un periodista de la AFP.

Erdogan es el segundo presidente turco en visita oficial en Chile, tras Suleyman Demirel en 1995. La relación bilateral entre ambos países tuvo su hito más importante con la entrada en vigencia en 2011 de un Tratado de Libre Comercio (TLC).

La agenda de Erdogan en Chile incluye una reunión con la mandataria Michelle Bachelet -con fecha aún sin confirmar- y una conferencia magistral en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el lunes en la tarde.

Erdogan partirá de Chile el martes hacia Perú y desde allí a Ecuador, donde cerrará su gira el 4 de febrero.

Un recorrido que refleja la decisión de Ankara de imprimir mayor dinamismo a la relación con América Latina y que se produce a un año de la visita de Erdogan a Cuba, Colombia y México.

Turquía busca diversificar sus vínculos económicos y acceder a nuevos mercados, más allá de Oriente Medio y los Balcanes, sus socios comerciales históricos.

Ankara ha tenido una relación compleja con Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, y en el último año sufrió sanciones económicas por parte de Moscú luego de derribar un caza ruso en noviembre.

PUB/IAM