Esta tarde Carabineros dio a conocer un primer balance del proceso eleccionario. Hasta el momento, 30 personas han sido detenidas por diversos motivos, principalmente por desórdenes, fotografiar el voto, negarse a ser vocal de mesa y proselitismo, entre otras causas.

Pese a que está sancionada por la ley 18.700 sobre elecciones populares y escrutinios, la mayoría de los detenidos, 15 personas, fue por fotografiar el voto en todo Chile.

Según la ley, fotografiar el voto puede suponer conductas no permitidas –como el cohecho-, por lo que se establece una pena de 61 días hasta a tres años de cárcel.

Uno de los casos se registró en el Liceo Industrial de Concepción, donde una mujer fue descubierta con el "click" que realizó al momento de retratar la papeleta. El otro hecho, quedó al descubierto cuando saltó el flash de la cámara al interior del Liceo Carlos Cousiño de Lota. Lo mismo ocurrió en Tierra Amarilla.

En la mayoría de los casos, la acción fue advertida por los propios vocales de mesa, quienes dieron aviso a las autoridades respectivas. Los detenidos y medios de prueba fueron trasladados hasta las comisarías locales.

Desórdenes

Carabineros también informó que 6 personas fueron detenidas por desórdenes y otras 4 por negarse a ser vocales de mesa. Además, hubo detenidos tocar la campana de un liceo donde se realizaba la votación, amenazas de muerte y por orden de detención pendiente.

En Lonquimay, en tanto, fueron denunciados ante la fiscalía los candidatos a concejal Juan Fuentes (Club de Huasos de Lonquimay), Independiente  y Gilberto Alegría (Hotel Turismo) DC, luego de ser denunciados por entregar desayunos a los votantes.