El ministro en visita para causas de derechos humanos, Mario Carroza, sometió a proceso al ex conscripto Guillermo Reyes Rammsy (62), el sujeto que confesó haber participado en ejecuciones tras el golpe militar de 1973, cuando cumplía con su servicio militar.

Carroza lo procesó por dos homicidios calificados que se registraron en el centro de prisioneros políticos de Pisagua, en el tiempo en que Reyes Rammsy estuvo destinado al regimiento Carampangue. El ministro decretó el arresto domiciliario total del ex conscripto.

Además, el ministro dijo que le dio garantías de que tomará en cuenta su colaboración a hora de dictar penas. Reyes Rammsy declaró en el despacho de Carroza, acompañado de un abogado, y después salió con dirección a su domicilio en Valparaíso a cumplir la medida cautelar.

El miércoles pasado, el ex conscripto llamó al programa “Chacotero Sentimental”, de Radio Corazón, y a Roberto Artiagoitía, “El Rumpy", le confesó haber cometido violaciones a los derechos humanos durante su servicio militar obligatorio.

Tras una orden de investigar emitida por Carroza, la PDI rastreó el telefóno desde el que Reyes Rammsy efectuó la llamada al programa y logró ubicarlo en la ciudad de Valparaíso, donde lo detuvo, interrogó y trasladó a Santiago para ponerlo a disposición del ministro.

El miércoles 9, Guillermo Reyes Rammsy, haciéndose pasar por “Alberto” llamó al programa y luego de iniciar un relato sobre una historia amorosa, especialidad del espacio radial, derivó en una historia sobre crímenes de lesa humanidad en los que estuvo implicado durante su servicio militar obligatorio en el regimiento Carampangue de Iquique. 

PUB/NL