El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, sometió a proceso a seis ex agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), entre ellos, el ex jefe operativo del organismo, Álvaro Corbalán Castilla, por su responsabilidad en el homicidio calificado de un militante del MIR, cometido en 1986.

Junto a Corbalán Castilla, el ministro Carroza encausó a los ex agentes Jorge Jofré Rojas, Carlos Palma López, José Guillermo Salas y Víctor Ruiz Godoy, en calidad de autores del delito, además de procesar al ex agente Eduardo Fuenzalida Pérez, en calidad de encubridor, del homicidio de Juan Díaz Cliff, quien fue abatido a tiros el 18 de abril de 1986, en la comuna de la Recoleta.

El ministro instructor estableció que todos los procesados formaban parte de la llamada “Brigada Azul” de la Central Nacional de Informaciones (CNI), unidad que tenía a cargo la persecución de los militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, “y ella dependía del jefe del cuartel Borgoño de la época, Álvaro Corbalán Castilla".

Los agentes sometidos a proceso interceptaron a Juan Antonio Díaz Cliff en la vía pública, cuando éste se dirigía a su domicilio ubicado en la citada comuna capitalina, y lo abatieron.

Álvaro Corbalán Castilla se encuentra recluido en una sección de Máxima Seguridad (MAS) de la Cárcel de Alta Seguridad (CAS) de Santiago, cumpliendo condenas por un sinnúmero de delitos de lesa humanidad.

A dicha unidad penal fue trasladado hace algunos meses después de pasar varios años internado en el Penal especial de Punta Peuco, luego de que personal de Gendarmería descubriera que mantenía en su poder una serie de artículos prohibidos. 

PUB/NL