Vive un drama. Se trata de Mary Ann Silva, de 28 años, profesora antofagastina quien en 2013 fue suplantada en Facebook por un hombre a quien acusó a la PDI y a la Fiscalía. A tres años desde que se inició la investigación por su denuncia, asegura que “aún no tenido solución”. Por eso, decidió publicar un video en Facebook para llamar la atención de los usuarios de la web. 

“En 2006 tuve la posibilidad de conocer a la persona que es mi pesadilla”, dijo la víctima de suplantación de identidad y comentó que esa persona usaba un perfil con el nombre de Mary Ann para enviar conversaciones de índole sexual a otras personas, con el objetivo de empañar su imagen. 

“Todas las conversaciones eran de tipo sexualizadas”, relata. 

Asegura que se contactó con la Brigada del Cibercrimen de la PDI pero dice que “fue peor, me hicieron sentir como si yo fuera culpable por tener una red social”. 

Tras ello, dice que se trató de ubicar la dirección IP desde dónde se hacía la conexión pero esa diligencia no fue fructífera. “Lamentablemnte el tema de las IP no es tan fácil (…) por ende, mi caso sigue sin resolver”, reclama. 

Sin embargo, acusa que pese a que pasaron los años, siguió viendo cómo su imagen era usada en otras páginas web sin su consentimiento. Así, dice que la más grave fue la de Tagged.com.

“Entro a Tagged, y me sorprendo. Veo unas fotos mías, que yo no me había tomado jamás, pero esas fotos eran de un lugar donde yo había estado y lo reconocí y supe en ese instante quien era la persona, que era una persona de la quien yo había sospechado”. 

“Llevé estos datos a la fiscalía, pero no funcionó”, relata. Luego cuenta que “esta persona comete un error. Le pide a una página que hace dibujos, que me dibujen a mi. El tema es que esta persona no tiene acceso a mis fotos” y que para que le hicieran los dibujos, terminó delatando su Facebook personal. 

Aún así con esos antecedentes en mano, le indicaron que no podían hacer nada, pues no hay una una conexión IP que certifique que él es el responsable de uso indebido de su imagen. 

“Hago este video para que sepas que pueden ser víctimas”, asegura la profesora de inglés que además pide que compartan esta información. 

PUB/JLM