“Un grupo de profesores dentro del colegio que le dice a los chicos que el Simce no mide nada y que no sirve. A partir de ahí se construye esta idea, y estos son los resultados”, tras estas declaraciones del presidente del centro de padres del Instituto Nacional, Omar Ibaceta, en una entrevista televisiva en 24 horas donde deslizó la idea que un grupo de profesores incentivaron a los alumnos a responder de forma errónea la prueba Simce, generó la molestia generalizada de los docentes del emblemático establecimiento, quiénes están estudiando acciones legales. 

El cuerpo docente del Instituto Nacional que reúne a más de 150 profesores, están afectados por la pérdida del bono de excelencia académica que los dejó sin $480 millones durante dos años, pero además de eso expresan su descontento por las acusaciones del apoderado que los inculpa de haber interferido en el mal rendimiento escolar de los alumnos. 

“Estamos en absoluto desacuerdo con las declaraciones de Omar Ibaceta, de hecho nosotros nos acercamos a él para manifestarles nuestro rechazo, creemos que es una irresponsabilidad que cualquier miembro de la comunidad educativa haga acusaciones en contra de otro sin tener los respaldos necesarios, tenemos pendiente una reunión entre todos los profesores, pero la idea que se ha instalado en varios es presentar una demanda en contra de Omar por sus dichos en televisión y esta sería por injurias y calumnias, porque debe haber condena por dichos gratuitos”, señaló a Publimetro la profesora de lenguaje y representante del consejo gremial, Rosa Picarte. 

Los dichos de Ibaceta también fueron repudiados por el profesor de música, Claudio Púa, quien integra el gremio, y declaró que no tiene conocimiento que algunos de sus colegas hayan realizado estos hechos. 

“Es un tema súper complejo, porque hablar que un grupo de profesores realiza esa acción requiere que estén las pruebas que lo demuestren, yo no podría realmente decir si eso es así o no, y por lo demás si así fuera sería muy lamentable”, expresó Claudio Púa. 

Además de plantear el estudio de acciones legales, la profesora Picarte añadió que no están de acuerdo que sus ingresos dependan de una prueba como el Simce.

“Frente a eso estamos decepcionados porque consideramos que la labor que nosotros realizamos no se ve reflejada en el resultado que arrojó este Simce, nuestro trabajo no puede ser medido por una prueba estandarizada, porque nuestros ingresos no pueden estar condicionados a estos tipos de evaluaciones”, añadió. 

Sobre el clima que se vive entre los docentes tras conocerse esta noticia, Púa comentó que haya versiones encontradas que generan crisis, y que si bien él está contento con su trabajo en el Instituto Nacional, el tema del dinero es trascendental. 

“En el ámbito más cotidiano, por supuesto que ha sido un tema recurrente en los pasillos entre profesores, porque entre nosotros mismos hay distintas versiones del problema que chocan, lo que produce conflicto, crisis y división entre los profesores, pero es una reacción inmediata (…) Para mí es difícil irme del colegio, ya estoy acostumbrado, pero si a mí me ofrecieran un empleo con las mismas características y con una mayor renta lo pensaría, por supuesto que uno tiene sentimientos hacia la institución, pero es cierto que uno tiene que vivir más allá y se enfrenta con la realidad, yo contaba con el bono de excelencia” aclaró.