Este domingo Maira, una menor de 15 años, terminó con una fractura expuesta mientras que su tío Rodrigo Santander, de 24 años quedó hospitalizado, a causa de una falla en el sistema de seguridad del juego “sillas voladoras” del parque de entretenciones itinerante “Felicilandia”, instalado en Renca. Por lo mismo, la Seremi de Salud prohibió su funcionamiento. 

La medida fue tomada luego que el Laboratorio de Criminalística de la PDI llegara hasta la esquina de Apóstol Santiago con Jaime Guzmán, donde se ubica el parque, para iniciar una investigación que determinó que la falla se debía a que la soldadura de ese juego en particular.

Cabe señalar que a causa de este desperfecto, las víctimas salieron eyectadas del juego y terminaron disparados alcanzando 15 metros de distancia, a una altura de 7 metros.

Fue ahí cuando la Seremi de Salud (s), Marta Zamudio, indicó que problemas como estos y su reparación deben ser informados a la municipalidad, que es el organismo encargado de autorizar el funcionamiento de estos parques. 

En ese sentido, afirmó que “es pega del municipio, cuando lo autoriza, le debe pedir todos estos certificados”, dijo Zamudio a Radio Bío Bío

Sin embargo, a la luz de la información que tenía en mano, la autoridad decidió prohibir el funcionamiento del parque. 

Por su parte, el administrador de “Felicidandia”, Patricio Vera, aseguró que es imposible revisar cada uno de los componentes de los juegos mecánicos y que por eso no pudieron prevenir el accidente. 

PUB/JLM