Tras un trabajo de diez meses que involucró a organizaciones sociales y el municipio, el Concejo Municipal de Providencia aprobó la Ordenanza de Tenencia Responsable de Mascotas, cuyo objetivo es proteger a los animales y crear conciencia sobre la necesidad de establecer una convivencia armoniosa entre ellos y las personas.

La ordenanza, inédita en la historia de la comuna, es el resultado de un largo trabajo realizado por la Oficina de Protección Animal de Providencia, que contó con la activa participación de vecinos, grupos de protección animal, veterinarios, académicos, representantes del Colegio Médico Veterinario y organismos del gobierno central.

Al respecto, la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, destacó que "este proceso refleja el compromiso de Providencia de abrir canales democráticos para la participación efectiva de la comunidad organizada".

"Hoy en el concejo nos acompañaron muchísimas organizaciones que trabajaron junto a nosotros en la construcción de esta ordenanza, que al igual que nosotros están convencidos de que podemos construir una comuna distinta, que sanciona el maltrato hacia los animales, que garantiza derechos y establece deberes".

La ordenanza recoge muchas de las inquietudes presentadas durante el trabajo de co-construcción con la comunidad, entre ellas, el reconocimiento a los animales como seres sintientes, el acceso a los perros de asistencia a lugares públicos y privados de concurrencia pública, y la prevención y sanción de actos de crueldad animal.

PUB/NL