Luego de la primera jornada post emergencia, en Providencia dedicaron todo el día a las tareas de remoción del lodo y el agua que dejó a su paso el caudal del río Mapocho que se desvió de su cauce natural ingresando a la avenida Andrés Bello, afectando gran parte del capital que tienen los locatarios de avenida Providencia y las calles perpendiculares a ésta. 

Y en este contexto, el municpio cifró en $3 mil millones las pérdidas, luego de informar que se encuestó a 395 locatarios, los que representan al 85% de los afectados, señalando además que esta cifra podría aumentar. 

Indicaron también, a través de la cuenta de Twitter del municipio, que sólo entre los locales afectados en los centros comerciales Drugstore y Dos Caracoles, hay más de $300 millones en pérdidas, considerando sólo los activos de los locales, y sin considerar los días en que no atenderán público y nos generarán ingresos. 

La alcaldesa Josefa Errázuriz ha sindicado  a Costanera Norte como el pricipal responsable y ha señalado que deben responder. 

PUB / DIG