Mediante un decreto, la alcaldesa de Providencia Josefa Errázuriz revocó la condición de hijo ilustre al sacerdote Fernando Karadima.

Esto debido a que el religioso se encuentra suspendido de por vida por la Iglesia Católica por abusos sexuales.

"En función de mis atribuciones, he decidido la revocación de la calidad de hijo ilustre de Fernando Karadima", sostuvo la jefa comunal.

En la carta, la edil recordó además que Karadima fue nombrado hijo ilustre en 1983 "en reconocimiento de su destacada labor apostólica a favor de los vecinos".

Sin embargo, agregó que "es de público conocimiento los antecedentes jurídicos en la causa contra el presbítero. Según lo dictado por doña Jessica González Troncoso, ministra en visita extraordinaria, se acreditó la existencia de delitos de abusos deshonestos, reiterados y justificados en la causa, cometidos en la persona de Juan Carlos Cruz, James Hamilton, José Andrés Murillo y Fernando Batlle".

"Más allá del juicio criminal, moral o pastoral, el estándar que el municipio desea establecer para las personas que tienen esta distinción, no es compatible con actos de poder y abuso sexual de menores", culminó la alcaldesa.

PUB/CM