Personal del Gope de Carabineros inició durante este jueves las pericias para determinar la procedencia de un mortero que un cliente identificó al interior de un restaurante de Santiago.

El hecho, como consignó Radio Bío Bío, ocurrió en el local comercial que está ubicado en la calle Catedral, pleno centro de Santiago, cuando los dueños fueron alertados que este elemento usado con fines decorativos podría ser un artículo explosivo con su poder de fuego intacto.

La policía uniformada arribó al restaurante y retiró el artículo para determinar si efectivamente está activo o no, mientras que la propietaria del establecimiento entregó su declaración en la Tercera Comisaría de Carabineros.

Los dependientes aseguraron que lo compraron días antes.

Según los cálculos preliminares, en caso de estar activo y explotar, podría afectar a varios edificios aledaños.

PUB/VJ