Su primera prueba cumplió en el Senado el proyecto que busca evitar el exceso de tareas escolares para la casa, luego que la Sala aprobara en general la iniciativa con 19 votos a favor, 9 en contra y 2 abstenciones.

Se busca impedir la sobrecarga que existe hoy sobre los niños en edad escolar y valorar el ocio creativo como elemento de la educación, evitando la obligatoriedad en el envío de tareas escolares para los hogares.

La Cámara estudia como requisito para otorgar el beneficio de subvención estatal, por parte de los establecimientos educacionales que se incorporen al régimen de jornada escolar completa diurna, la prohibición de enviar tareas escolares para ser desarrolladas en el hogar de los estudiantes, ya sea de manera individual o con el apoyo de su grupo familiar, sin que se pueda complementar ni adicionar la carga horaria de los alumnos, con el envío de este tipo de deberes.

Uno de los puntos en discusión fue si era necesario establecer por ley la necesidad de evitar el exceso de tareas, pues algunos senadores sostuvieron que ello podría generar efectos negativos, pues la realidad de cada colegio es distinta. Asimismo, criticaban que sólo se aplicase la medida para los establecimientos que reciben subvención del Estado. 

Durante el debate intervinieron los senadores Ignacio Walker, José García Ruminot, Baldo Prokurica, Juan Pablo Letelier,Andrés Zaldívar, Rabindranath Quinteros, Eugenio Tuma, Hernán Larraín, Carlos Montes, Jaime Quintana, Ena Von Baer Alejandro Navarro, Antonio Horvath y Francisco Chahuán.

PUB/IS