El pasado miércoles 20 de enero, la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados aprobó de manera unánime el proyecto que tipifica el delito de acoso sexual callejero, en lugares públicos o de acceso público. Posterior a eso la iniciativa quedó en condiciones de ser analizada por la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, en la antesala de un largo camino.

Muchas son las dudas en torno a este proyecto, las sanciones que propone y cómo cambiará el escenario de los acosos en el caso de que se integre al Código Penal. Diputadas como de la comisión como la RN, Marcela Sabat, consideran que su aprobación es “un país más por la dignidad de la mujer, con una sanción lejos de la caricatura que han pretendido instalar algunos señalando que se está penalizando el piropo. Esta es una realidad que violenta diariamente a las mujeres y el cual merece que se haga justicia”.

Por otro lado, organizaciones como el Observatorio Contra el Acoso Callejero Chile, están de acuerdo en que el proyecto apunta hacia un lado positivo. Constanza Parada, directora del área jurídica de OCAC Chile, cuenta a Publimetro que a nivel general “están muy contentas de que se esté aprobando el proyecto de manera unánime, pues refleja que todo el trabajo que hemos venido haciendo desde que ingresó para que los diputados conocieran su contenido. Además el texto que se aprobó es esencialmente lo que propusimos en un comienzo, tiene ciertas modificaciones de redacción, con la excepción que se agregó una agravante en la captación de imágenes, que como nosotras no habíamos considerado, está súper bien”.

Además Parada agrega que “todo apunta a la idea inicial de que se agregue al código penal y que estas conductas dejen de estar impunes en el ordenamiento jurídico”.

¿Cuáles son algunas de las modificaciones al código penal que promueve este proyecto?

  • Lo primero que hay que saber, es que esta propuesta es de carácter legislativa, pues busca introducir modificaciones al Código Penal. Estas permitirán catalogar todo acto de connotación sexual -que ocurra en espacios públicos o semi públicos- contra una persona que no lo desea, en delitos sancionables.
  • Este proyecto se aplica a casos de mujeres y hombres, que se encuentren en caso de ser el acosado o de ser el acosador.
  • Uno de los incisos especifica que la violencia en espacios públicos comprende toda conducta y/o acción física, verbal y/o gestual de naturaleza o connotación sexual como: comentarios, insinuaciones y gestos que resulten ofensivos, humillantes y denigrantes. También tocamientos y/o roce corporal intencional o indebido realizada por una o más personas en contra de otra y conductas que consideren que afecten su dignidad y derechos fundamentales.
  • Este proyecto busca el establecimiento de medidas preventivas por parte del Estado y campañas informativas para sensibilizar sobre el tema en vías públicas, espacios laborales, familiares, etc, además de las consecuencias que traería ser acosador.
  • Incluirá sanciones como: pagar el doble de la multa en caso de captación de imágenes privadas, que sean difundidas sin autorización
  • Entregará herramientas para que la población pueda hacer sus denunciar, siendo atendidas, escuchadas y sancionadas. 

¿En qué estado está?

Esta iniciativa aún no está aprobada. Partió en la Comisión de Constitución, siendo derivada a la Comisión de Seguridad Ciudadana, quienes la aprobaron de manera unánime, y la reenviaron a la de Constitución donde será revisada, antes de ser enviada a las salas.

Constanza Parada, de OCAC Chile, afirma que ellas como organización han estado presentes en todas las discusiones, y explican que aún queda mucho trabajo por delante. “Este proyecto será muy importante. Muchas veces las denuncias no son sancionadas, ni tomadas en cuenta. Esto, porque cuando se denuncia a las instituciones responsables, depende mucho de la voluntad de la persona que toma la denuncia y al final no tiene consecuencias concretas, ni legales. El gran cambio es tener herramientas para combatir el acoso callejero, con el objetivo final de que ojalá se erradique en la sociedad”.

PB/MC