Un oficio enviado a los sostenedores de los establecimientos educacionales por parte de la Superintendencia de Educación tiene como objetivo prevenir eventuales sanciones a estudiantes por no tener los textos escolares.

El documento señala que ningún estudiante puede recibir alguna sanción, medida disciplinar o restricción de algún tipo.

“El que el estudiante no cuente con algún texto (escolar, complementaria o adicional) no podrá ser fundamento para la aplicación de ningún tipo de medida disciplinaria ni condicionar el ingreso o permanencia en el establecimiento educacional, o establecer algún tipo de restricción al pleno ejercicio del derecho de educación”

Este instructivo va en la misma línea de la Ley de inclusión, de acuerdo a lo que señala el superintendente de Educación, Alexis Ramírez.

“Estas exigencias van en directa sintonía con la Ley de inclusión, en orden a que ningún alumno puede ser sancionado ni excluido del proceso educativo por no contar con textos adicionales a los que entrega anualmente en forma gratuita el Mineduc. Es decir, no se puede sancionar el ingreso ni la permanencia del alumno o alumna por esta causa”, señaló el superintendente de Educación.

Cada año el Mineduc entrega 17 millones de textos escolares para los estudiantes de colegios municipales y subvencionados, y lo relevante es que ahora los estudiantes tendrán el derecho de quedarse con los textos porque serán los dueños.

“Es que para garantizar este derecho se incorporó en la normativa que los niños y niñas son los dueños de los textos escolares, son de su propiedad, y por lo tanto, los establecimientos tienen la obligación de entregárselos”, agregó el superintendente.

Para asegurar la entrega de los textos a los estudiantes, los directores deberán firmar un acta como instrumento de prueba y control, y en caso que algunos establecimientos educacionales no deseen recibir el material, deberán informar la decisión al Centro de padres y apoderados, Centro de alumnos y a la Seremi de Educación con una fundamentación técnico pedagógica.

Además en el documento se señala que si el colegio desea pedir un texto adicional a los entregados de forma gratuita por el Mineduc, la adquisición de estos deberá ser voluntaria y se tendrá que adecuar la actividad pedagógica para que cualquier estudiante, tenga o no el material, pueda realizar las actividades requeridas.

PUB/ SQM