El sol en el pequeño poblado de Belén, a 3.500 metros de altura y a tres horas de viaje vía terrestre desde Arica, golpeaba con fuerza a la cincuentena de habitantes y autoridades que daban el vamos –en una ceremonia oficial- a la conectividad de telefonía celular e Internet para el sector, aunque dos personas rompían la tónica de trajes típicos y tenidas formales y cámara en mano retrataban la actividad.

Eduardo Weldt y Marcela Carmona tienen 46 años de matrimonio y no es la primera vez que recorren los parajes perdidos del norte de Chile. Él, biólogo oriundo de Los Ángeles, reconoció a Publimetro que desde la década de los sesenta documentó el paisaje local, algo que revive ahora junto a su esposa.

“Hemos venido muchas veces al norte. En realidad, me tocó participar de expediciones de la flora de chile desde el año 1969, entonces ahora le mantengo el amor al norte, al altiplano y hemos venido muchísimas veces. Esta es una vez más y nos encontramos con esta celebración maravillosa”.

Si bien confirman que llegaron en esta oportunidad a Belén por casualidad, este biólogo aseguró que “el norte del país guarda los más fantásticos secretos que tiene Chile. Culturalmente, los pueblos del norte son extraordinarios en su forma de convivir. La flora del norte, del desierto, es espectacular y reconocida en todo el mundo, de modo que si alguien es culto en Chile, tiene que conocer el norte del país”.

Acompañado es mejor

Mientras el subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, además del gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel, Manuel Araya, sellaban la puesta en marcha de la cobertura del lugar, Marcela Carmona recordaba que “siempre hemos viajado juntos, me gusta mucho también. A pesar que no soy bióloga, se tanto como Eduardo de plantas a esta altura. Me gusta, me encanta”.

A continuación, Eduardo Weldt reconoce que “a nuestros hijos les llevamos las fotos de estas cosas casuales y les contamos el cuento (del norte). Así, la gente se encanta. El que no conoce el norte de Chile no conoce Chile”.

“Lamentablemente, hoy Chile está tan conquistado por el mall, el mercantilismo, todo ese tipo de cosas que debe hacerse un tremendo esfuerzo en mostrar lo que son las distintas partes de Chile, no solo el norte: el centro, el sur del país. No las ciudades, los mall, las compras, (sino) lo que es la belleza propia del país, la cultura de la gente habitante del norte es espectacular”, cerró el hombre, cámara en mano.

El sol en la precordillera del norte de Chile se esconde rápido, misma velocidad con que esta pareja, sin aviso, dijo adiós a una de sus múltiples visitas a un lugar que, literalmente, está cerca del cielo.

PUB/SVM