En prisión preventiva quedó un hombre de 40 años, luego de ser formalizado por abuso sexual en contra de su hija de 11 años, en el Juzgado de Garantía de la ciudad de Punta Arenas.

De acuerdo a lo informado por el subcomisario Milton Bazán, de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI de Punta Arenas, el sujeto fue detenido el pasado lunes luego que la madre de la menor lo denunciara el domingo.

La mujer habría sorprendido in fraganti a su esposo agrediendo sexualmente a la menor. Al respecto, el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, señaló que en la denuncia, la madre asegura que sorprendió al hombre junto a la niña en la cama de la menor, y que cuando la mujer le preguntó por el hecho, el sujeto le pidió perdón, pues según él se había equivocado y pensaba era ella la que estaba acostada.

Según la indagatoria de la PDI, el pescador y padre biológico de la menor le realizaba reiteradamente tocaciones a su hija, pero la denunciante no advertía la real situación. Es más, ella misma relató que anteriormente la otra hija que tienen en común, de nueve años, le mencionó que su padre le pedía de manera insistente besos en la boca, tocándole el cuerpo.

El sujeto, tras quedar en prisión preventiva, solicito resguardo en el recinto penal, pues debe saber cómo reciben a los abusadores sexuales los otros reos.

PUB/CM