Son 112 los internos de Punta Peuco, el recinto penal especial destinado a condenados por delitos de lesa humanidad cometidos durante la Dictadura Militar. El recinto está diseñado precisamente para ese número de reos, por lo que el establecimiento, actualmente, está en su capacidad máxima. A causa de esto, desde el Gobierno están estudiando la posibilidad de acondicionar la cárcel de Colina 1 para quienes sean juzgados por violaciones a los Derechos Humanos y que terminen condenados a presidio. 

Así al menos lo informa La Tercera, medio que consultó a Gendarmería sobre la situación de Punta Peuco que indicó que en septiembre del año pasado se alcanzó el 100% de la capacidad del recinto, siendo esta la primera vez que ocurre una situación como esta. 

Por otra parte, se cree que el Gobierno está pensando en cerrar el penal. ¿Qué sucederá entonces?

El medio asegura que se espera acondicionar Colina 1 para trasladar a los internos que ya están cumpliendo condena en Punta Peuco y todo esto ocurriría en mayo de 2016. 

De hecho, hay un pronunciamiento de la Corte Suprema que está en agenda para ese mes y que dice relación con un fallo sobre diez militares involucrados en la Operación Colombo. 

“El cierre de este lugar no significa que no pueda ser destinado para otra cosa, pero los violadores de los Derechos Humanos tienen que ser trasladados a un recinto común y corriente, sin privilegios”, aseguró la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. 

“Hicimos un compromiso con la ministra de Justicia hace una semana, donde nos señaló que visitaríamos las dependencias de Colina y otros penales, para demostrarnos que ese lugar es igual que las otras cárceles. Esperamos que estos módulos no sean un Punta Peuco 2.0”, agregó la líder de la agrupación. 

Cabe recordar que los rumores sobre el cierre de Punta Peuco adoptaron más fuerza en octubre del año pasado, cuando el director de Gendarmería, Tulio Arce, aseguró que el Ministerio de Justicia estaba evaluando esa posibilidad.

Por su parte, la cartera que dirige Javiera Blanco no esconde su preocupación por la materia y en múltiples ocasiones ha puesto en la palestra esta materia. No obstante, la ministra aseguró que una decisión como esta debe ser comunicada, necesariamente, por la Presidenta Michelle Bachelet.

PUB/JLM