La muerte del pequeño de 4 años León Smith colocó en la palestra nuevamente el tema de la donación de órganos.

Y pese a que toda persona mayor de 18 años es donante, a menos que haya pedido la situación contraria en el Registro Civil o en el municipio de la comuna donde reside en estos casos, igual hay ocasiones en que los familiares son los que deben decidir.

En ese sentido, cuando no existe seguridad si la víctima fatal renunció o no a la donación de órganos, se considera un orden de preferencia de familiares para tomar dicha decisión.

La lista es la siguiente:

  • Cónyuge o conviviente.
  • Cualquiera de los hijos mayores de 18 años.
  • Cualquiera de los padres.
  • El representante legal, el tutor o curador.
  • Cualquiera de los hermanos mayores de 18 años.
  • Cualquiera de los nietos mayores de 18 años.
  • Cualquiera de los abuelos.
  • Cualquier pariente consanguíneo hasta el cuarto grado inclusive.
  • Cualquier pariente por afinidad hasta el segundo grado inclusive.

En tanto, si existen contradicciones entre familiares que están en el mismo orden o bien no se puede obtener una respuesta de este tipo y se acaba el plazo para efectuar el trasplante, el Registro Civil considera finalmente a la persona como donante.

PUB/CM