El paro de trabajadores del sector público continúa, esto debido a que no se ha logrado un acuerdo respecto al reajuste salarial. A través de un veto presidencial, el Gobierno esperaba que se aprobara una propuesta para dar término al conflicto. En la votación del martes pasado no contaron con los votos necesarios en la Cámara Baja. El Partido Comunista, decidió no apoyar la propuesta y votar en contra como bloque, lo que generó un quiebre al interior de la Nueva Mayoría.

Reacción de los otros partidos

A raíz de esto, ayer miércoles, los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría, con clara excepción del Partido Comunista, emitieron una declaración pública sobre la situación del reajuste salarial al sector público. En aquél documento cuestionaron al PC por su rechazo, declarando que “lamentamos la decisión corporativa del Partido comunista de votar en bloque en contra de su propio Gobierno, fuera de los márgenes de lo acordado por todas las colectividades”.

La declaración además reconocía el “esfuerzo hecho por el Gobierno en cuanto al reajuste ofrecido” y destacaban que la administración Bachelet estaba siendo responsable con la oferta, la cual estaba acorde a la realidad del país y a un “escenario de restricción económica que obliga a ser responsables en el uso de fondos fiscales”. En la misma línea, el ministro vocero de gobierno, Marcelo Díaz, declaró tras el rechazo del martes que lamentaba que los parlamentarios no hayan aprobado la medida la cuál “era una clara demostración de que el Gobierno esta comprometido con encontrar una solución”. Díaz agradeció el apoyo de los parlamentarios que votaron a favor del veto y lamentó que dentro de la propia coalisión de Gobierno hubiesen detractores.

Declaraciones del Partido Comunista

El PC respondió a las duras críticas provenientes desde la Nueva Mayoría diciendo que “tratar de endilgarle una responsabilidad mayor o principal al PC para mitigar la responsabilidad de otros no nos parece el camino correcto”. A través de una declaración colgada en las redes sociales,  desde el PC cuestionaron la referencia “discriminatoria e inaceptable hacia nuestro partido con la intencionalidad de asignarle la principal responsabilidad del rechazo al veto aditivo sobre el reajuste al sector público”, agregando que “No aceptamos tal trato discriminatorio que no se ha hecho a ningún otro partido, menos aún sin consulta previa y en situaciones compleja. Además el rechazo al veto era inminente sin nuestros votos, basta revisar los resultados de la votación para comprobarlo”.

En la misma línea, el Presidente del Partido Comunista, Guillemo Tellier dijo en punto de prensa que no iría a conversar a La Moneda sobre este conflicto. “¿Para qué comprometer al Gobierno con problemas que son de los partidos?”, enfatizó. Nuevamente reiteró que nunca había comprometido los votos de la bancada, ni el de él y aclaró que como partido ellos adhieren al programa de Gobierno, pero no a todo y que estas propuestas debían ser conversadas como coalición antes de sacar conclusiones aceleradas. "Perfectamente el Gobierno puede hablar con todos los actores de manera diferente" dijo, agregando que “Seria muy bueno que votaramos todos igual, pero somos 7 partidos en la Nueva Mayoría”.