El director ejecutivo de Fundación Ciudadano Inteligente, Pablo Collada, lamentó el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que confirmó la pena de 3 años de cárcel remitidos para Jovino Novoa, además del pago de multas. 

La fundación querellante en el Caso Penta pretendía anular el procedimiento abreviado que lo condenó por delitos tributarios, con el fin de llevarlo a juicio oral por el supuesto delito de cohecho y solicitar una condena de 7 años de presidio efectivo. 

“Hoy (jueves) quedamos muy decepcionados porque creemos que Chile y la ciudadanía ha perdido la oportunidad de conocer en profundidad los detalles de los esquemas de financiamiento ilícito que han estado ahogando a nuestra democracia en los últimos años", dijo Collada. 

"Además, la sanción que recibió el imputado, quien le ha hecho un daño importante a la democracia, ha sido insuficiente siquiera para que pierda sus derechos políticos”, agregó. 

“Si bien el juez no acogió nuestra querella que buscaba transparentar ante la ciudadanía la forma en la cual se beneficiaba la política, sí nos vamos tranquilos porque creemos hemos dado una señal a todo aquel que quiera violar la fe pública, de que hay una ciudadanía activa que está fiscalizando la actuación de nuestros autoridades", añadió. 

En ese sentido, destacó que con los políticos "no sólo nos encontramos cada cuatro años en las elecciones, hoy nos encontramos también en tribunales de ser necesario”. 

Sobre las futuras acciones a realizar, Collada señaló que “desde Ciudadano Inteligente, vamos a seguir pendientes y aportando en los otros casos de las aristas Penta, SQM y Corpesca en el que somos parte querellante para lograr procesos abiertos con resultados justos”. 

La fundación presentó el año pasado una querella por presunto delito de cohecho contra Pablo Wagner, Ena Von Baer, Iván Moreira, Ernesto Silva, Fulvio Rossi, Jorge Pizarro y Jaime Orpis, entre otros. 

PUB/VJ