La Confederación de Taxis Colectivos y Transporte Menor de Chile (CONTTRAMEN), uno de los principales gremios de transporte menor del país, realizó un llamado a la calma, sobre todo a los usuarios, alertando que ellos no participarán de movilizaciones ni paralizarán, este jueves 12 de mayo. Ello tras los anuncios realizados por distintos gremios de taxis, en protesta por las aplicaciones Uber y Cabify.
 
“De acuerdo a lo conversado con distintas organizaciones, dirigentes y representantes, tanto de Santiago como de regiones, no participaremos ni avalaremos este llamado extemporáneo y mediático a paralizar”, agregando que existe mucho oportunismo por parte de algunas organizaciones al realizar este tipo de llamados y amenazas, que “hoy pueden ser por un par de aplicaciones tecnológicas, mañana por el impuesto y después cualquier cosa”.
 
Conttramen señaló que, si bien rechazan la forma de operar de la empresa Uber en el país, entendiendo que las actuales y nuevas aplicaciones tecnológicas no pueden ser depredadoras y deben someterse al control adecuado y pertinente por parte de las autoridades, la preocupación de este sector apunta a una mirada de futuro y desarrollo para que el transporte menor se modernice acorde a los tiempos, con visión de sustentabilidad de la actividad y comprendiendo que acá participan miles de empresas de menor tamaño, 103 mil en todo el país, por tanto ellas benefician a muchas familias que dependen de la actividad evitando con ello más concentración de mercado en el país, que tanto daño le ha hecho.
 
“Es más los recientes sucesos nos demuestran la importancia de que los taxistas de Chile seamos capaces de hacer uso de la tecnología en toda su magnitud,  apoyados por financiamiento público o privado, para poder brindar el mejor servicio a nuestros clientes. Así como también analizar el impacto de nuestros vehículos a la contaminación de las ciudades, levantando iniciativas de recambios por un transporte más limpio”.
 
Indicaron que la solución no está en la pugna y el oponerse a la modernidad, sino más bien en ver de qué manera se integra el transporte menor de forma sustentable al sistema de transporte público de la ciudad.

PUB/NL