La Presidenta de la República, designó como ministro del Interior y Seguridad Pública, tras la sorpresiva renuncia de Jorge Burgos, a Mario Fernández Baeza, quien hasta ahora se desempañaba como embajador ante la República del Uruguay.

El recién designado Ministro del Interior es abogado de la Universidad de Chile, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Heidelberg, ex ministro de Estado, ex integrante del Tribunal Constitucional, ex embajador, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Chile y militante de la Democracia Cristiana.

Entre 1979 y 1981 se desempeñó como académico de jornada completa en el Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Heildelberg.

A su retorno a Chile en 1981, se incorporó a Naciones Unidas, asumiendo funciones en Cepal-Ilpes, FAO, así como en la OMS, culminando como director del proyecto del Pnud en San José de Costa Rica en 1987.

Entre 1983 y 1986 fue profesor de Fundamentos Filosóficos del Derecho, y de Derecho Político en la Universidad Diego Portales y columnista del diario La Segunda.

Entre 1988 y 1990 volvió a Alemania con un cargo académico de jornada completa en el Instituto de Ciencia Política de la Universidad de Heidelberg.

Desde 1990 hasta 1999 ocupó tres veces el cargo de subsecretario en el Ministerio de Defensa, en los departamentos de Aviación y Guerra.

En 1991 fue presidente del Consejo de Seguridad Pública; en 1993 candidato a diputado por el Distrito 32; y en 1996, director del diario La Época.

En 1998 obtuvo por concurso de oposición y antecedentes, la cátedra de Derecho Constitucional en la Universidad de Chile, que ejerce hasta hoy.

Entre 2000 y 2003 ocupó los cargos de Ministro de Estado en las carteras de Defensa Nacional y Secretaría General de la Presidencia.

Entre junio de 2003 y fines de 2005 se desempeñó como Embajador de Chile en la República Federal de Alemania.

Es autor y coautor de ocho libros y de una cincuentena de artículos académicos sobre temas de Ciencia Política y Derecho Público.

Fue nombrado Ministro del Tribunal Constitucional por la unanimidad de votos en la Cámara de Diputados y del Senado, a partir del 1ª de Enero de 2006.

PUB/NL