Mediática y con una carrera marcada por la polémica y cuestionamientos a su gestión, es la nueva directora nacional del Sename, Solange Huerta Reyes, abogada de 47 años.

La ex fiscal ganó notorieded luego de que se viera involucrada en dos polémicos casos: caso Nutricorp ADN (2008) y el denominado caso Tsunami (2010). En el primer caso, investigó la muerte de varios lactantes y menores con discapacidades y enfermedades de base, tras el consumo de leche con suplementos, recibiendo críticas a su gestión por parte de los padres de las víctimas.

En el caso Tsunami, en tanto, investigó las negligencias cometidas por autoridades durante el terremoto y posterior maremoto del pasado 27F del 2010. Al igual que en el caso anterior, nuevamente el procedimiento estuvo marcado por la polémica luego de que los familiares de las víctimas denunciaran varios vicios y acuerdos de los que ellos no participaron, entre ellos, la decisión de dejar fuera de la investigación a la presidenta Michelle Bachelet y sentar las bases para un acuerdo entre las partes.

Sin embargo, una de las situaciones más complejas de su carrera la vivió en febrero del 2015, cuando la abogada se desempeñaba como Fiscal Nacional subrogante, debido a que Sabas Chahuán se encontraba de vacaciones. En aquella oportunidad, habría gestionado cambios en los Casos SQM y Penta, sacando al Fiscal Carlos Gajardo y los Fiscales Norambuena y Villalobo, del caso SQM, y dejándolos bajo el Fiscal Alberto Ayala, situación que generó una fuerte critica de parte de los querellantes del caso. Finalmente, sufrió un revés al regreso de Chahuán.

Solange Huerta también estuvo a cargo del caso Basura, en el que formalizó a los alcaldes de Cerro Navia, Luis Plaza, y de Maipú, Christián Vittori.

El año pasado la abogada asumió como directora de la Unidad Especializada de Violencia Intrafamiliar y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, en donde trabajó en coordinación con el nuevo Fiscal Nacional Jorge Abbott, cargo al que renunció el pasado 29 de junio debido a los cuestionamientos en su contra por los dos sumarios en menos de un año que enfrentó su esposo, el fiscal de San Antonio Álvaro Pérez.