El movimiento estudiantil ha sufrido una considerable baja de apoyo ciudadano durante las últimas semanas, lo que se vio reflejado en la última encuesta Cadem donde un 75% de las personas encuestadas expresó su rechazo a las tomas en colegios municipales o subvencionados, y un 50% expresó desaprobación con las protestas estudiantiles.

A pesar de estos altos porcentajes, la agrupación "Padres movilizados” expresa su apoyo férreo a las manifestaciones estudiantiles en todas sus versiones (marchas, convocatorias y tomas) y adscriben a las demandas de universitarios y secundarios por una educación pública, gratuita y de calidad.

"Padres movilizados" agrupa a apoderados de 12 establecimientos educacionales, en su mayoría emblemáticos, de las comunas de Santiago y Providencia, quiénes organizan actividades para estar presentes junto a sus hijos en las manifestaciones y de acuerdo a su propia agenda de tareas, rechazan la violencia hacia los alumnos y no están de acuerdo con las cifras de la última Cadem.

“Rechazamos tajantemente la represión que sufren los estudiantes y actuamos para defenderlos, por eso sacamos una cartilla donde se dice que hacer en casos de detención, y sentimos que están siendo criminalizados, por eso no creemos en las encuestas que están dirigidas, porque nos basta ver con la cantidad de personas que se están adhiriendo”, señaló a Publimetro Magaly Ávila, integrante del movimiento “Padres movilizados"

Desde le movimiento argumentan que no están de acuerdo a que padres y apoderados se hagan cargo de los daños ocasionados al mobiliario de colegios y liceos en toma, como lo sucedido en el Internado Nacional Barros Arana (Inba), ya que son otros los responsables.

“No estamos de acuerdo con que los padres paguen, si se va a responsabilizar a los padres de todos los daños, hay bastante gente que ha hecho mucho más daño y son justamente los responsables que todo el sistema este así con un modelo segregador”, agregaron desde Padres movilizados.

A pesar que esta agrupación se manifiesta en contra de pagar los daños en las ocupaciones estudiantiles, existen otros padres y apoderados que argumentan la responsabilidad de los adultos sobre los menores, como es el caso del centro de padres del Inba.

“Siempre hemos planteado que detrás de cada niño hay un apoderado, por lo tanto esa agrupación tienen una postura super crítica y radical y si bien nosotros estamos de acuerdo con las demandas estudiantiles, creemos que no son las formas de expresarlo. Los papás de una vez por todas tienen que asumir el rol de adultos que tienen a cargo niños”, expresó la presidenta del centro de padres del Inba, Myriam Carvajal.

Postura similar es la que desde la Confederación de padres y apoderados de colegios particulares subvencionados de Chile (Confepa) comparten, quiénes si bien asumen su apego a las demandas de los alumnos, manifiestan que las tomas les restan credibilidad y legitimidad.

“Nosotros apoyamos al movimiento estudiantil, pero el punto de desacuerdo de la gente y de nosotros es por el hecho que se pierdan clases con las tomas de colegios, porque afecta a todo el alumnado, por eso hemos emigrado en mayoría a los colegios particulares subvencionados, porque nuestros hijos van a clases desde marzo a diciembre y se plantean otras maneras de  manifestación sin perder clases”, plantea Erika Muñoz, vocera de Confepa.

Otro de los puntos de desencuentro de los padres movilizados con la encuesta Cadem, es el debilitamiento del movimiento estudiantil (42% de afirmación), donde los apoderados comentan que el cambio de condiciones es crucial para entablar comparaciones con el 2011.

"El movimiento ha cambiado, porque en el 2011 había un gobierno de Piñera y hoy los dirigentes estudiantiles de ese entonces están en el gobierno, y no es que se haya debilitado, sino que los actores cambiaron de lugar, unos están al otro lado defendiendo la reforma educativa de la que nosotros tenemos una postura bastante crítica por no atacar el modelo que provoca desigualdad”, sintetizó Ávila.

Para que la agrupación de padres movilizados pueda sumar fuerzas tienen programados actividades durante todos los días de esta semana, los que parten con una velatón a las 20:00 horas en el Liceo de Aplicación, seguido este martes por una marcha desde el Instituto Nacional hasta Plaza de Armas  a las 19:00 horas, el miércoles con una reunión abierta de movilizados en el Liceo 1, y el jueves 23 de junio, luego de una jornada que se espera esté marcada por la marcha convocada por la Confech, una velatón en el Liceo 1 a las 20:00 horas.