Quilicura dio inicio a su nueva Farmacia Municipal Solidaria. Una iniciativa que, de acuerdo al alcalde de la comuna, Juan Carrasco Contreras, “responde a la necesidad de aquellos vecinos y vecinas que destinan un porcentaje importante del presupuesto familiar al pago de tratamientos farmacológicos”.

Hasta el momento, son más de 40 los municipios que han adherido a la cruzada de las farmacias populares, lo que permite a los beneficiados ahorrar hasta un 60% del gasto mensual destinado a medicamentos.

Según explicó el alcalde Juan Carrasco, “nosotros no queremos competir con los privados, pero sí queremos que los remedios tengan un precio justo, ya que consideramos que la salud es un derecho”.

La nueva farmacia, que se encuentra ubicada en O’Higgins 481, está dirigida a la tercera edad y a las familias que deben cubrir tratamientos médicos de alto costo, ya sean crónicos o agudos. Los medicamentos se financiarán a través de un sistema de copago, aunque existe la opción de postular a una subvención, de hasta el 100 por ciento, en caso de no poder pagarlo.   

Para Lyla Muñoz, presidenta de la Unión Comunal de Adultos Mayores de Quilicura, “éste es un beneficio tremendo, ya que hasta ahora teníamos que destinar gran parte de nuestras pensiones a medicamentos. Por eso es que uno agradece y además invita a que más municipios se sumen a esto de las farmacias populares”.

Por su parte, Alex Figueroa, director del Instituto de Salud Pública, organismo al que se le solicitó el permiso sanitario para el funcionamiento de la nueva entidad, no dudó en manifestar su admiración por las autoridades comunales.

“Se la han jugado por su gente y por el fortalecimiento de la salud popular. No es posible que se siga lucrando con aquellas personas que hoy están sufriendo a causa de sus enfermedades. Y eso es lo que hoy dicen los alcaldes que han impulsado iniciativas de este tipo en sus comunas”, concluyó.

PUB/CM