La Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la PDI de Rancagua está investigando una riña donde hay dos personas en estado de gravedad internadas en el Hospital Regional, una la víctima y la otra el victimario.

El hecho se registró la noche del lunes en las intersecciones de Avenida República con Itata de la comuna de Rancagua. Allí, y por circunstancias que se investigan, una pareja comenzó una discusión, donde el hombre le propinó un golpe a la mujer (17 años) haciéndole botar su teléfono, situación que fue advertida por un vecino pasaba por el lugar, quien decidió interponerse para que la joven no siguiera siendo agredida.

Ante este hecho la pareja de la adolescente, que estaba acompañado por dos amigos, lo comenzó a agredir con golpes de puño y uno de ellos extrajo un cuchillo propinándole heridas cortantes. 

La situación fue advertida por otros vecinos, como los jóvenes estaban golpeando e hiriendo a este hombre de 29 años, originándose una riña mayor, donde la joven junto a la malograda víctima lograron salir del lugar llamando de inmediato a la PDI.

Al lugar llegó el carro de procedimientos policiales de la PDI, quienes detuvieron por lesiones a un joven de 25 años (quien golpeó a la mujer que resultó policontusa), y a otro joven de 26 años que participó de las lesiones en contra del hombre que intentó salvar a la mujer, mientras que el autor que hirió con el cuchillo se dio a la fuga.

Una vez con los lesionados en el Hospital Regional Rancagua, llegó el imputado que se dio a la fuga con un hematoma en su cabeza, siendo internado de gravedad por los médicos ya que sufre de hemofilia, enfermedad que no hace coagular la sangre.  

De lo anterior, se dio cuenta al fiscal de turno, quien instruyó que el hombre de 25 años que agredió a su pareja sea puesto durante esta mañana a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua por el delito de lesiones; el segundo de detenido por lesiones sea puesto en libertad a espera de citación por parte de fiscalía, y el tercer imputado, quien agredió con el cuchillo dejando en estado de gravedad al hombre que intento parar la agresión a la mujer, sea custodiado por Detectives, mientras los médicos intentan salvar su vida y conseguir posteriormente su formalización.    

PUB/VJ