El fiscal metropolitano Oriente, Manuel Guerra, informó que en los próximos días la Fiscalía de Alta Complejidad se abocará a determinar el paradero de los $52.000 millones estafados por la empresa AC Inversions. 

Según informa hoy El Mercurio, los fiscales a cargo del caso, Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, rastrearán en el extranjero los dineros o bienes que están a nombre de los imputados Patricio Santos, Rodolfo Dubó y Camilo Cruz o de sus familiares. 

Los tres se encuentran en prisión preventiva desde el viernes, tras ser formalizados por estafa, lavado de activos e infracción a la Ley de Bancos. Hasta el momento, la fiscalía ha logrado recuperar $153 millones que estaban en cuatro bancos en Chile. 

"Trataremos de ver dónde podría haber dinero que hubiera estado registrado a su nombre o de terceras personas, o de algunas sociedades de aquí en Chile o en el extranjero", indicó el fiscal Guerra a El Mercurio. 

Para esto, los fiscales solicitarán a la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones (Uciex), la colaboración de los ministerios públicos de Francia, Islas Vírgenes, Islas Caimanes, Panamá y Estados Unidos, donde se sospecha que podrían estar los dineros. 

El requerimiento podría ampliarse a otros países, una vez que se tenga la información de los lugares que han visitado en los últimos años los imputados, amigos y familiares. 

"Nosotros creemos que pueden tener sociedades o empresas de papel, con la finalidad de ocultar los bienes tanto en Chile como afuera", indicó Guerra. 

El fiscal regional espera que "la gente pueda recuperar algo de su dinero, entendiendo que no vamos a poder recuperar todo, eso es imposible. esa es la gracia de la estafa piramidal, al principio se gana y así se va captando gente". 

"El principal tema es tratar de ver la huella de la plata, dónde podemos encontrar bienes para tratar de asegurar patrimonio que eventualmente pueda beneficiar a las víctimas", agregó. 

PUB/NL