Los querellantes en el caso AC Inversions, por estafa piramidal, manifestaron su desacuerdo con el nombramiento del ex fiscal nacional, Sabas Chahuán, como procurador en la causa para representarlos a todos ellos en las próximas audiencias que se realice en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

Uno de los abogados querellantes en la causa (en total 15), Raúl Meza, rechazó el nombramiento de Chahuán como representante de todas las víctimas, y advirtió que se buscará el mecanismo para impugnar la decisión del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, con el fin que se revierta la situación.

"La visión que tiene él, que es la de un fiscal del Ministerio Público, es absolutamente incompatible desde el punto de vista de los intereses y la visión que tiene un querellante o abogado particular, respecto de la representación de los intereses de las víctimas. Y, por tanto, nosotros vamos a impugnar esta decisión judicial ante el tribunal superior, ante la Corte de Apelaciones", precisó Meza.

Por su parte, el abogado Mario Zumelzu, otro de los representantes de los estafados, dijo que "a nuestro entender el nombramiento de Sabas Chahuán es ilegal. Y, además, hemos pedido se tenga presente, en un otro si de la presentación, que cualquier nombramiento de procurador común tiene intereses contrapuestos con nosotros (...) El día de hoy tenemos 1.164 representados, contra 800 de Sabas Chahuán".

La representación por parte de Chahuán -que trabaja en el estudio jurídico Hales & Cía Abogados- de los querellantes fue planteada por una afectada, quien lo contactó pidiéndole que ejerciera a su nombre las acciones legales contra la empresa. Claro que la intención del ex fiscal nacional era representar a varios afectados, a unas 250 o 500 personas. Y ahora representa a 800.

PUB/CM