-¿Cuál es la importancia de la alianza que se ha creado hoy entre Chile y Bolivia al asumir la vicepresidencia de la Augm y el rector Zolezzi al mando de la misma organización?

Es importante porque permite la movilidad de estudiantes y docentes a nivel internacional y lo fundamental es la relación que existe entre ambos pueblos, tenemos que tener más relaciones sobre todo cuando estamos más cerca. Sirve el estrechar relaciones y tomar los ejemplos de cada país.

-En Bolivia la educación superior es sin costo para los estudiantes ¿Usted cree que Chile debería alcanzar la gratuidad universal?

Debería haber gratuidad universal, porque hay personas que cuentan con oportunidades y otras que no, por eso es importante que el Estado atienda a esos casos, por ejemplo en nuestro caso nos ha costado marchas, la defensa de la autonomía y lo hemos podido consolidar debido al impuesto de hidrocarburos, eso ha sido una conquista que hizo el gobierno para que un porcentaje de todos los recursos del país lleguen directamente a la universidad y esos fondos permiten que funcione la institución, por eso el gobierno ya no está muy pendiente porque ya está establecido por medio de un impuesto fijo.

-¿Cómo es el proceso de selección que tienen en las universidades bolivianas?

Nosotros en Bolivia intentamos apoyar a todos para que así de acuerdo a la selección de los mejores estudiantes con examen de ingreso puedan acceder a los cupos exactos.

-La contingencia entre los temas limítrofes entre Chile y Bolivia ha estado marcada por las bases militares en la frontera ¿Cuál es su opinión al respecto?

Ese tema no lo toco mucho, porque somos países hermanos y creo que deberíamos ayudarnos en diferentes sentidos, mi relación con Chile es cercana y tengo las mejores impresiones y en el ámbito educacional puedo decir que toda persona tiene derecho a estudiar y en el ámbito social tenemos que hacer el esfuerzo para las solicitudes que nos llegan.

-¿Cuál es el rol que debiese tener una universidad del Estado?
Con una experiencia que viví en la Universidad de Salvador pude analizar que en la universidad no sólo se forman profesionales con calidad y excelencia, sino que tiene que ser un servicio hacia los demás y es eso lo que tienen que hacer las universidades estatales, las que tienen que estar atentas al entorno para lograr sacar la mayor productividad y generar más beneficio.