El rector del Instituto Nacional, Fernando Soto, se refirió el miércoles a la pérdida de la categoría de excelencia académica del recinto, tras la baja en los resultados del Simce, lo que se traduce en una pérdida de unos $20 millones para el liceo.

La autoridad del recinto manifestó que espera reunirse durante la tarde con las autoridades del Ministerio de Educación, con el fin de abordar la forma de apelar la decisión.

En la cita, Soto espera plantear su inquietud sobre la posibilidad de analizar las respuestas de los estudiantes en el último Simce, para revisar los caso de aquellos que respondieron de manera incorrecta, como forma de protesta en contra del instrumento de medición.

Sobre la forma en que la pérdida de la excelencia académica afecta al Instituto, el rector manifestó que “es de público conocimiento de que la remuneraciones de quienes trabajamos en educación no son las mas cómodas, y esto afecta particularmente al estamento mas débil de asistente a la educación paradocente y auxiliares de servicio”.

"Eso impacta fuertemente en sus posibilidades”, agregó.

Sin embargo, Soto se mostró confiado en recuperar el nivel del establecimiento porque “el prestigio no se pierde”.


PUB/NL