Este viernes 5 de agosto se deberían firmar los estatutos de las dos universidades estatales que han sido creadas en el último tiempo, U. de Aysén y U. de O’Higgins, y a un día que se haga efectiva la firma de la Presidenta Michelle Bachelet, parlamentarios de distintos sectores adhirieron a un escrito que cuestiona la solidez del proceso de implementación de la U. de O’Higgins, dudas a las que responde el rector Rafael Correa, además de aclarar que el polémico caso de la rectora Roxana Pey no tiene que ver con su gestión. 

¿Cómo van los avances del diseño de la Universidad de O’Higgins?

-Bien, ya se ha iniciado con equipo de académicos del más alto nivel de la Universidad de Chile en noviembre de 2015 y en este momento están terminando el diseño de las carreras, de los institutos, lo que ya se puede ver en la página web. Está absolutamente todo terminado, de manera que no tenemos ningún atraso en eso porque ha sido realizado por 70 académicos de las 13 carreras que empezarán en marzo de 2017. 

¿Cree que lograrán partir con todo listo para marzo de 2017?

-Esta universidad está partiendo como ninguna universidad de este país en décadas, al más alto nivel, va a ser una universidad que no tendrá que envidiarle nada a las mejores universidades que hay en Chile. Los estudiantes de la Región de O’Higgins tendrán en la región una institución muy buena como incluso las mejores en el mundo. 

Un grupo de 50 parlamentarios firmaron un escrito para presentar a las autoridades de gobierno donde manifiestan su preocupación por la “solidez del proceso de implementación” de la U. O’Higgins ¿Cómo van las obras de remodelación del edificio que espera albergar a los estudiantes en marzo próximo?

-Efectivamente vamos a partir en marzo de 2017 en Rancagua, y las obras de remodelación del edificio que corresponde al ex hospital de Rancagua, se van a iniciar a comienzos de septiembre y el plan de cronograma es bien ajustado, pero lo tenemos bajo control, lo que quiere decir que estamos haciendo los esfuerzos para que en marzo podamos tener terminada una primera parte de la remodelación que es lo que necesitamos para empezar albergar entre 600 y 700 estudiantes, lo que es un cuarto de la capacidad del edificio. Por eso vamos a programar los trabajos de manera de tratar de llegar a marzo y el edificio completo va a estar listo en diciembre de 2017. 

¿Están seguros de que podrán empezar las clases en marzo? 

-Sí, pero como nosotros somos responsables estamos tomando todas las medidas en coordinación con el Ministerio de Educación y la Intendencia de la Región de O’Higgins, para que en caso de que hubiera un problema y un atraso de dos o tres meses, tener un lugar donde partir en marzo y esperar esos meses en que estaría listo, pero recalcar que esto lo estamos identificando donde podría ser, y este plan b debería estar completamente definido en los próximos 15 días. 

¿Cómo va la formación del cuerpo docente?

-La semana pasada abrimos un concurso público para contratar 40 académicos de jornada completa, porque partiremos como no ha partido ninguna universidad en Chile y el próximo 20 de septiembre se cierra el concurso, donde de los postulantes en octubre veremos quiénes son. Es importante señalar que esto está dentro de los tiempos establecidos de un comienzo, o sea no habría ni un atraso. 

¿Qué le parecen las críticas que han deslizado algunos parlamentarios a su gestión?

-No he escuchado ninguna crítica que yo considere válida con respecto a mi gestión y que estén preocupados me alegra mucho. Que algún diputado diga irresponsablemente que estamos en una crisis profunda me parece lamentable, porque yo los he invitado, pero no han tenido ningún interés de informarse. 

¿Qué le diría a quienes ahora están pendientes de lo que ocurre con las universidades estatales?

-Pido que por favor haya confianza, porque algunos diputados irresponsables no se dan cuenta del daño que le hacen a los estudiantes de la región, porque son ellos los que se cuestionan a qué universidad van a entrar, mucho de los postulantes pueden decir ¿a qué universidad voy a postular?, ¿a una olla de grillos? Yo llamo a asumir responsabilidad y que nos unamos, porque por suerte son pocos pero el ruido es grande. 

Similitudes con la situación de la rectora Roxana Pey

¿Le parece que la eventual destitución de la rectora Roxana Pey puede marcar lo que usted está haciendo?

-La destitución de la rectora Pey, que yo lamento, no tiene ninguna interferencia en el camino que nosotros hemos venido recorriendo, ni en mi gestión, contamos con el apoyo total del ministerio, de la intendencia, y estamos trabajando de forma sumamente segura para no tener problemas. Es lamentable lo que ocurrió con la rectora Pey, pero es fundamental hacerse la pregunta y ver un poco de nerviosismo por lo que ocurrirá con la Universidad de O’Higgins. 

¿Usted está nervioso?

-En lo absoluto, nada. La semana pasada he estado con todas las autoridades del ministerio y hemos seguido trabajando los estatutos en sesiones de trabajo largas, al más alto nivel. 

¿Tendrá más cuidado con sus declaraciones luego de lo ocurrido con la rectora Roxana Pey?

-El caso de la rectora Pey fue lamentable y todos los rectores lo sentimos así, pero no hay ningún rector que por el caso de la rectora Pey vaya a sentirse con cierta autocensura para emitir sus opiniones, el hecho fue lamentable, pero algo particular, porque no se puede replicar en otro caso, salvo en la Universidad de O’Higgins y yo le aseguro que tengo todo el apoyo del Gobierno.