La rectora de la Universidad de Aysén Roxana Pey catalogó de "extremadamente sorpresiva" la petición de renuncia que recibió por parte del Ministerio de Educación, la cual ella rechazó por lo que el pasado viernes el ministro del Interior Mario Fernández firmó el decreto que la destituye de su cargo, la cual debe ser aceptada antes por Contraloría.

En entrevista con La Tercera, la doctora en Ciencias señaló que “no había ninguna señal de una cosa como ésta. Al contrario, habíamos recibido manifestaciones de parte del ministerio de mucha satisfacción por cómo iba funcionando el proyecto”.

Ante la petición de renuncia emitida por la titular del Mineduc Adriana Delpiano, argumentando que existía molestia porque Pey no estaba alineada al Gobierno, la académica sostuvo que “desconozco la trama previa, porque evidentemente es una decisión que no tomó ella. No sé quiénes están involucrados”.

“Además de no estar alineada, me dijo que había molestia porque he hecho ver la falta de recursos. No estaba exigiendo más, sino lo que estaba comprometido en la ley, dinero que no se está entregando. Luego, dijo que he dicho por la prensa que aspiro a que esta universidad sea gratuita y el último punto tiene que ver con que estábamos trabajando con el Cruch formas de flexibilizar el sistema de acceso”, agregó.

Respecto al decreto firmado para su destitución, expresó que “no confío en nada. Me imagino que la Contraloría hará su trabajo y si determina que las razones son fundadas, me van a remover del cargo y yo dejaré de ser rectora en ese minuto”.

"Nos hemos acostumbrado a que en vez de universidades, algunas son empresas y en las empresas priman las decisiones del dueño. Justamente ese es el meollo del conflicto, que una verdadera universidad no puede ser entendida en esos términos", manifestó.

Sobre los motivos por los cuales no renunció, como le fue pedido desde el Mineduc, sostuvo que “no estoy en un cargo cualquiera, esto es algo que hay que cuidar, por más que la ministra se lo haya tomado tan a la ligera, yo no lo puedo permitir. Esto no es una lucha, esto es un asunto básico conceptual y creo que atenta contra la autonomía”.

“Esto es un golpe para todo el equipo que se ha dedicado al 100% y también para la región. Ha sido muy impactante la noticia y me da mucha pena, porque veo esto con preocupación“, remató Pey.

PUB/CM