Este lunes a las 9:30 horas María Teresa Marshall asumió de forma oficial la rectoría de la Universidad de Aysén, donde dio a conocer los lineamientos de lo que será su gestión de ahora en adelante de cara a la pronta inauguración en marzo de 2017. 

Además de contar de forma general sobre los principales temas de la apertura como la dotación de académicos, presupuestos e infraestructura, Marshall se refirió sobre las críticas que el rector de la Universidad Católica del Maule y vicepresidente alterno del Cruch, Diego Durán, deslizó sobre el nombramiento de ella para asumir el cargo. 

“Él lo que invalida no es mi nombramiento, lo que invalida son las decisiones del ministerio, yo me imagino que el señor Durán tendrá motivos para conversarlo con la ministra o la jefatura de la Divesup y tendrán que resolverlo” , señaló la recién nombrada rectora. 

Además de explicar su pensamiento sobre los dichos del Cruch, María Teresa Marshall, explicó que no renunció junto con la salida de la ex rectora Roxana Pey porque el compromiso existe con la región de Aysén. 

“Para mi el compromiso con la administración anterior era seguir trabajando y responderle a la región de seguir sacando el proyecto adelante, por lo tanto para mi y nuestro equipo la tarea era trabajar, trabajar, trabajar , aquí no hay día que perder, todos sabemos que tenemos una agenda muy compleja para llegar a marzo como lo hemos planteado a mi me designaron para este cargo por lo tanto continue”, explicó la rectora Marshall. 

Lineamientos para empezar en marzo de 2017

Uno de los puntos más controversiales son los estatutos firmados por el Ministerio de Educación, los que según dichos de la propia Marshall, aún no los pueden conocer y esperan poder reunirse para estar al tanto. 

“A mí me llamaron el sábado que me hacía cargo de la universidad y en general el sábado el ministerio no funciona, entonces entre sábado y domingo y hoy día a las 9 de la mañana no he tenido oportunidad de conocer los estatutos, en conversaciones que tuve con la directora de la Divesup, Alejandra Contreras, quedamos en que íbamos a tener la oportunidad de conocerlos, lo único que puedo anunciar es que el consejo social va” , añadió la rectora. 

Otro de los temas fundamentales que ha estado en la palestra en las últimas semanas, es la infraestructura de las instituciones estatales de Aysén y O’Higgins, por lo que desde este martes y durante toda la semana asistirán personal del Mineduc para revisar los temas operativos de lo que serán las sedes.

“La preocupación principal del momento es garantizar espacios físicos adecuados y pertinentes de calidad para nuestros estudiantes, espacios que sean universidad por lo tanto es el sueño que nosotros tenemos , tenemos dos arriendos solamente, los dos corresponden al chadai , estamos viendo mañana llega el equipo del Mineduc a revisar infraestructura de acuerdo al compromiso adquirido en la cámara y por lo tanto se va a tener toda a semana trabajando con nuestro equipo de arquitectos”, aseguró.

Junto con el tema de infraestructura, Marshall recalcó la idea de contar con admisión especial para la Universidad de Aysén, donde se espera que para marzo de 2017 se puedan iniciar las clases de forma normal, y gestionar porcentajes diferenciados en las pruebas de Lenguaje y Matemática de la PSU, donde se tomará en cuenta el mejor de los dos. 

 “Tenemos una particularidad que que nos ha ofrecido el Cruch, cuando uno postula  a uno le miden el promedio entre lenguaje y matemática es decir si uno saca 600 puntos en lenguaje pero más o menos en matemática con solo 400 puntos, no me van a contar el promedio , sino que se va a hablar del mejor puntaje en ambas pruebas”, afirmó Marshall quien añadió que existirá una proporción de los estudiantes que podrán ingresar por vía especial. 

“Se establece un numero de vacantes por cada carrera, para entrar en ese cupo se tiene que haber rendido la PSU y un portafolio de antecedentes que certifican la condición de especial, pueden ser estudiantes con talento artístico, científico, deportivo”.  

PUB/SQM