Una carta de tres páginas fue la que los rectores de las universidades pública no estatales, más conocidas como las del grupo G9 hicieron llegar esta mañana a la Presidenta Michelle Bachelet para que dichas instituciones puedan ser consideradas en la reforma a la educación superior que está próximo a ingresar al parlamento.

El líder de las universidades del G9 y rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Claudio Elórtegui, señaló que se debería dejar en claro la no discriminación al interior del Cruch.

“Un reconocimiento concreto, no en palabras, en el trato a la vocación y rol públicos de estas instituciones. Que se mantenga una no discriminación al interior de las instituciones del Consejo de Rectores. Si esto falta puede comprometer el futuro de la educación superior en nuestro país”, aseveró el rector Elórtegui.

A través de la misiva que también le hicieron llegar a la Ministra de Educación, Adriana Delpiano, las autoridades de las universidades del G9 recalcaron el aporte que hacen en temas de inclusión, ya que acogen a gran cantidad de estudiantes provenientes de contextos vulnerables.

Referente al tema de poder ser incluídos en la reforma de educación superior, el rector de la Universidad Catóica, Ignacio Sánchez, argumentó que desde el Mineduc no han escuchado sus demandas.

“Presidenta, usted no puede permitir que se dañe este aporte que han entregado estas instituciones, porque el país es el que va a disminuir su desarrollo, son las personas las que recibir una menor educación superior de instituciones que son de calidad, de instituciones que están entregando más del 50% de la investigación, en la formación de doctores en distintas áreas, de profesores universitarios”, indican en la misiva.

PUB/SQM